No ha podido ser. El Spar CITYLIFT Girona se ha quedado sin el único título estatal que le falta en sus vitrinas. A pesar de llegar a ganar de 15 puntos al inicio de la reanudación (30-45), un parcial incomprensible después de 17-0 a favor del Perfumerías Avenida de Salamanca ha cambiado la situación en un santiamén (47- 45).

El partido comenzó con mucha igualdad. Buena muestra de ello, el 17-16 al final del primer periodo, donde los dos equipos se han ido alternando la ventaja en el electrónico. Este igualdad ha durado poco, porque pronto el Uni ha puesto a la obra para abrir el primer agujero. Un triple de Ibekwe y una cesta de Peters permitía a las de Fontajau coger una máxima de ocho puntos (22-30).

Antes, el técnico del Perfumerías Avenida de Salamanca, el ex Girona Miguel Ángel Ortega, ya había solicitado un tiempo muerto para intentar, sin éxito, frenar el festival del Uni que ha llegado al descanso con una máxima de 11 puntos (30-41).

El sueño de ganar la Copa en casa estaba cerca, y más después de ver como nada más comenzar la segunda parte, cuatro puntos de Leo Rodríguez disparaban el majestuoso marcador de Fontajau (30-45). A partir de aquí, los fusibles se han fundido. El Avenida ha sabido tener paciencia, ha bloqueado el ataque gerundense y a base de picar piedra con un parcial de 17-0 se puso por delante 47-45. Leo Rodríguez ha parado la hemorragia, y después de muchos minutos sin anotar el partido ha vuelto a empezar (47-47).

Las de Miguel Ángel Ortega han continuado haciendo daño para acabar el tercer tiempo ganando de cinco (61-56), gracias sobre todo a una estelar Silvia Domínguez que se ha cargado el equipo a la espalda en este parcial anotando 12 puntos los 31 de Salamanca. En el último cuarto, el Avenida ha superado la barrera de los diez puntos (73-60), y ha desvanecido las opciones de ganar la Copa.

Aunque una tímida reacción de las de Eric Surís que se han puesto a sólo cuatro puntos en diez segundos para acabar (78-74), el Uni no ha tenido tiempo de cambiar una final que, a pesar de la derrota de las anfitrionas, ha dejado un gran ambiente este fin de semana en Fontajau (80-76).

ROSÓ BUCH
La jugadora del Uni Rosó Buch ha explicado que «podemos estar ahora lógicamente tristes por la derrota pero debemos estar orgullosas por la lucha que demostrado durante todo el partido. En el descanso hemos hablado de que el partido se endurecería y deberíamos estar preparadas y no lo hemos estado. Han sido cinco minutos de debilidad y han pasado factura », dijo en referencia al parcial de 17-0 que ha dinamitado la final, pasando del 30-45 favorable al Uni a un 47-45 que encarrilaba la Copa hacia Salamanca .

ERIC SURÍS
El entrenador del Spar CITYLIFT Girona, Eric Surís, explicó al final del partido que "el equipo está creciendo y hemos competido los cuarenta minutos. Quiero felicitar a la organización para que esta Copa marcará un punto de inflexión ".

El entrenador añadió que «hemos mejorado mucho en saber jugarlos, hemos hecho un partido muy bueno, pero queda la rabia del tercer periodo, cuando de situaciones muy simples te hacen cometer errores y te cambian la dinámica».

Surís cerró diciendo que "estamos jodidos porque teníamos mucha ilusión en esta Copa y estamos sabiendo competir con estos equipos. No hay nada que reprochar porque hasta el último segundo hemos luchado con toda el alma »

Y AHORA A TURQUÍA
Sin tiempo para digerir la derrota en la final de la Copa de esta noche la expedición del Spar CITYLIFT Girona marcha mañana por la mañana (10:30 horas) desde Fontajau hacia Turquía, donde el miércoles afrontará la vuelta de la eliminatoria contra la AGU Spor donde defenderá una renta de ocho puntos conseguida en casa. Jugadores y técnicos irán a Barcelona para coger un vuelo hasta Estambul y, unas horas más tarde, otro que las llevará a Kayseri prácticamente a medianoche.


diaridegirona.cat
Foto: Virginia Algora (LOKOS)