Silvia Domínguez fue designada la mejor jugadora de la final de la Copa de la Reina de baloncesto después de un enorme partido capitaneando a su equipo hacia la victoria. El suyo fue un segundo tiempo para enmarcar, de los que quedarán en la memoria de cualquier seguidor del equipo salmantino. Ellos y sus compañeras celebraron como propia la elección del MVP para quien lo merece más que nadie.

Quería sí o sí el título de la Copa de la Reina en su décima participación y se lanzó a por él a tumba abierta, como ella dijo en sala de prensa con el respaldo de sus compañeras, firmando un segundo tiempo de ensueño. Silvia Domínguez es la mejor jugadora de la Copa de la Reina por derecho propio y para alegría de aficionados y compañeras porque sólo había que ver los abrazos que recibió y como la mantearon nada más finalizar el choque. Es su capitana y la adoran y eso se ve en cada gesto. Se lo ha ganado a pulso.

Silvia Domínguez ha sido la mejor 'MVP' de los últimos años. Acabó el partido con 27 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias, 10 faltas recibidas y 37 de valoración. Bestial. Es la más grande. Seguramente hoy por hoy la jugadora más importante que ha pasado por Perfumerías Avenida por su implicación y por su ascendencia dentro del equipo y el club.

Cuando el pabellón se vaciaba y la capitana tenía que pasar por el 'calvario' del antidoping, que la impidió celebrar el título sobre la pista tanto como a ella le habría gustado, su compañera Jelena Milovanovic se afanaba en cortar la segunda red después de haberse colgado la primera al cuello. "¿Te llevas las dos?" Le pregunte. Y su respuesta fue: "Para mí es una. La otra es para Silvia Domínguez, se la tiene que llevar ella".

Desde 2010, en que el MVP fue para Laia Palau, ninguna jugadora nacional lo había conquistado. Tenía que ser Silvia, ¡Silvia de mi vida!. Silvia de Perfumerías Avenida.

 

 

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto: Virginia Algora (LOKOS)