Lo bueno de tener una sede como la copa a poquito mas de una hora en coche es que te puedes plantear ir y volver en el día sin tener que dejarte el bolsillo en el alojamiento, así lo hice salvo la noche del sábado, con lo cual no os puedo contar mucho sobre la noche vitoriana, metida en fiestas carnavaleras y con mucho ambiente por lo que me cuentan, y las aves  nocturnas que revolotean por ellas aunque algún comentario ya me llegó, la gente estaba conganas de fiesta y se notó.


Centrándonos en lo deportivo, el primer partido no tuvo mucha historia, Nissan Al Qázeres se mantuvo en el partido desde el triple y mantuvo el tipo hasta el primer cuarto, después Avenida puso el rodillo hasta el final del partido.

En el segundo partido del día hubo una protagonista que se empeñó en que no hubiera igualdad, Williams se lo guisó y se lo comió ella sola, subía el balón y decidía cuando había que tirar, y con un acierto descomunal no dio opciones a un IDK que hizo lo que tenía que hacer pero ¿Cómo parar a una jugadora on fire? Eso y la salida de Naiara Diez con dos triples claves mataron el buen partido de las de Azu Muguruza que hicieron un esfuerzo titánico. Todas y cada una de sus jugadoras merecen un aplauso, como se lo merecen los dos técnicos, que con el partido sentenciado a falta de dos minutos sacaron a sus juniors, Marta Alberdi por Gernika y Ane Esnal por IDK recibieron un merecido premio y se llevaron un recuerdo para siempre. Ambos entrenadores aplicando unos valores que desde aquí apoyamos y, como he dicho antes, aplaudimos.

 

JOSEMARI SIERRA
LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (DONOSTIA)