El entrenador  reconocía que esta semana deja sensación de decepción y disgusto por dos reveses. Felicitó a la afición y a sus jugadoras y aseguró que siente rabia y ganas de trabajar para afrontar lo que resta

gironaEl Uni se juega una buena parte de la temporada este fin de semana, en una jornada de liga donde se deciden los equipos clasificados para la Copa, pero a pesar de la inminencia del partido en Salamanca el equipo de Miguel Ángel Ortega ha competido bien contra un Nadezdha Orenburg netamente es superior sobre el papel que no ha podido romper el duelo a pesar de llegar a dominar por diecisiete puntos al principio del último cuarto (41-57).

El partido, así lo reconoció el técnico de Perfumerías Avenida, fue tan complicado como se esperaban. "Ha sido un partido muy duro y lo sabíamos. Es una de las mejores defensas, uno de los equipos que mejor rebotea y de hecho ahí nos ha ganado y es muy duro de ganar como equipo porque es difícil encontrar sus debilidades.

avenidaSi algo debía tener claro el equipo salmantino desde el primer segundo es que se enfrentaba a un partido a cara de perro, ante un rival que se aplica en defensa –bastó con observar los primeros bloqueos para ver que hay veces que el karate no está tan lejos del baloncesto-, para abrir camino hacia la victoria.

Entrenador del Nadezhda Orenburg. El 23 de abril pasado Roberto Íñiguez celebraba en Fontajau el primer título de liga del Uni Girona, conquistado con él en el banquillo. Ocho meses después vuelve para enfrentarse al Spar CITYLIFT al mando de un poderoso equipo ruso.