Continúan las renovaciones en el Celta Zorka, que ayer anunciaba la renovación de la quinta jugadora nacional. Se trata de la alero Celia García, de veintitrés años y 1,80 de altura, que había llegado a Navia en el mes de febrero después de que se confirmara la grave lesión de Tamara Montero.

 

Celia disputó un total de catorce partidos con el conjunto céltico, con una promedio de ocho puntos, seis rebotes, dos asistencias y veintiocho minutos por partido. Su llegada fue importante para frenar la sangría en el juego exterior del cuadro vigués tras las lesiones, aunque finalmente no pudo lograr el objetivo del ascenso de categoría.

Ayer tarde, la jugadora decía en redes sociales encontrarse "muy contenta de seguir formando parte de este proyecto. Deseando empezar a trabajar".

Con la renovación de Tamara, el bloque principal del equipo va tomando forma, y no varía con respecto al de la temporada pasada, aunque sí tiene algo de novedad, con los regresos de Ainhoa Lacorzana y Tamara Montero, cuya aportación en la última campaña pasó casi desapercibida por sus importantes lesiones.

Cristina Cantero ya cuenta con prácticamente el bloque de las jugadoras nacionales. Ainhoa era la única que tenía contrato por dos años, y antes de finalizar la temporada había renovado Anne. Hace unas semanas le tocó el turno a Itziar y Tamara, y ayer era Celia.

Del bloque nacional senior de la temporada pasada, falta conocer si continuará Paula Fernández Ahuja y si caerá alguna jugadoras nacional más, además de las jugadoras junior, por supuesto.

Después los esfuerzos se centrarán en las jugadoras extranjeras. La única duda es la de Hildur Kajartansdottir, que está sin equipo, ya que parece poco probable que Elo continúa una temporada más en el equipo.

Raúl Rodróguez
farodevigo.es