El Unicaja acelera en la confección de la plantilla que debutará en Liga Femenina 2. Si el lunes se anunciaba el acuerdo con Angelique Robinson pieza clave en el ascenso, para que continuara en la disciplina verde, ahora llega músculo y altura para apuntalar el juego interior. La pívot senegalesa Bineta Ndoye jugará en el equipo malagueño tras haber alcanzado un acuerdo para la próxima temporada.

 

Bineta Ndoye, pívot de 1,96 metros y 25 años, es internacional por Senegal y cuenta con ocho años de experiencia entre Liga Femenina y Liga Femenina 2 (LF2). Debutó en la máxima categoría española en la 2011/12 con 18 años en el CB Islas Canarias, donde estuvo cuatro temporadas.

Su mejor temporada fue la 2015/16, estando en las filas del Sporting de Lisboa portugués, donde firmó 13.7 puntos, 10.7 rebotes (3ª de la liga) y 1.8 tapones (la mejor en esta faceta). En la 2016/17 Ndoye regresó a España de la mano del CDB Clarinos de La Laguna (LF2) y de ahí al Club Polideportivo Bembibre, disputando la Liga DIA. El curso pasado jugó en el CB Almería (LF2), donde promedió 5.3 puntos, 4.7 rebotes y casi un tapón por partido.

No tendrá problemas de adaptación a la categoría la internacional senegalesa, joven pero con bagaje suficiente. Se buscaba un perfil más intimidador que acompañara al juego interior en el que ya figuraba otro fichaje, Lorena Liñán, y dos puntales en el ascenso, Vero Matoso y Claudia Alonso. Falta por ver si se añade una pieza más al juego interior.

Sí queda un fichaje más por fuera, se está cerca de cerrar la contratación de una tiradora estadounidense que añada versatilidad a lo que hay hasta ahora, que no poco ni mucho menos. Gema García, Paula Tello y Marta Ortega estarán en el puesto de base y entre Angelique Robinson, Ana Jiménez y Noelia Masiá completarán los puestos de escoltas y alero con el citado fichaje.

Aunque el nivel de dificultad sube bastante en la nueva categoría, no debería tener problemas el Unicaja para asentarse en la Liga Femenina 2 con la plantilla que se está formando. Lorena Aranda seguirá al mando y la cantera seguirá abasteciendo al primer equipo, aunque esta temporada habrá una rutina más profesionalizada. Por ejemplo, los entrenamientos, que la temporada pasada eran en la tarde-noche, será por las mañanas.

J.M. Olías
malagahoy.es