¡MÁS MARIANA! LA CAPITANA SIGUE AL FRENTE DEL ESTU  275 partidos disputados con el equipo sénior, 2.279 puntos. Con 14 temporadas en Movistar Estudiantes a sus espaldas, Mariana González, símbolo del baloncesto femenino en esta casa, cumplirá el curso 15º.

La capitana renueva por una temporada más por un equipo que, asegura, «me ha dado de todo». Dispuesta a repetir éxitos como ascensos o el récord del WiZink Center, ve «un equipo muy fuerte» esta temporada. MovistarEstudiantes.com entrevista a Mariana González tras la renovación.

 

Mariana González (pívot, 1,88m, 1988) seguirá siendo símbolo de Movistar Estudiantes en la cancha. Renueva con las Women in Black y completa la plantilla del equipo de Liga Femenina 2.

Historia hecha jugadora, es la cuarta renovación del verano para las de Alberto Ortego. Una jugadora experimentada, que va camino de los 300 partidos con Estudiantes en las 14 temporadas que suma en el club, tanto en Liga Femenina 1 como en Liga Femenina 2.

Esta temporada, en la que se cumple el 30 aniversario de equipos femeninos, Mariana sumará su 15ª. Ha estado en la mitad de la vida del femenino de Movistar Estudiantes.

 

En los 275 partidos disputados con el equipo sénior, ha anotado 2.279 puntos. Son cifras de récord en el equipo femenino estudiantil, datos que convierten a Mariana González en una auténtica seña de identidad para el club. Además de estas cifras, cuenta con dos ascensos entre sus grandes logros: 2008 en Santiago de Compostela y 2017 en León.

Tras todos estos años, en los que también estudió fisioterapia con beca del club, trabaja además como fisioterapeuta en el Centro Médico Magariños. Con gran parte de su vida ligada a Movistar Estudiantes, seguirá aportando experiencia dentro y fuera de la pista un año más.

Esta será tu 15ª temporada. ¿Cómo suena eso en tu cabeza? ¿Qué te influye para renovar?

Bien, suena muy bien. A mí me encanta cómo suena. Lo que más me influye es que mi mundo gira en torno al baloncesto, y el mundo que se ha creado alrededor del equipo femenino cada vez mola más, nos sentimos más importantes y sentimos que se valora mucho más nuestro trabajo.

Piensas que si te vas ahora te vas a perder lo mejor, el año pasado, por ejemplo, me habría perdido el partido del WiZink Center. Aparte, las personas del equipo y del club, que para mí es casi lo más importante.

 

A falta de empezar a entrenar y conoceros, ¿cómo ves este nuevo equipo?

Bien, veo un equipo muy fuerte. Diferente al del año pasado, ni mejor ni peor, pero veo que quizá lo que nos faltó el año pasado, que era un punto en defensa, lo tenemos. No conozco a muchas, a otras me he enfrentado, pero creo que es un buen equipo.

 

¿Cuáles pueden ser los objetivos de la temporada?

Espero que fase y ascenso.

Después de 14 años eres un símbolo en Estudiantes, con 275 partidos y 2.279 puntos como profesional. ¿Notas esto cuando juegas o se te olvida al saltar a la pista?

Se me olvida, si no me lo decís ni siquiera me entero de que lo iba a batir. De hecho, si lo piensas, con todos los años que llevo aquí es normal que bata el récord, nadie en femenino se ha acercado a tantos años. Se nota en que estoy más tranquila o tengo más experiencia, pero no lo pienso. Igual otra jugadora en los mismos años llevaba 4.000 puntos, no lo sé (ríe).

 

En los útimos años vienen equipos de cantera a veros. ¿Qué se siente cuando llegan las chicas del Alevín Mariana –o de otros equipos- a hacerse fotos contigo y que les firmes cosas después de un partido, ganéis o perdáis?

Me siento agradecida. Que hayan venido, que me hayan animado, que hayamos perdido y aun así vengan y valoren el esfuerzo, que sientan esa admiración…

 

Te formaste aquí, juegas aquí y trabajas fuera de las pistas aquí, ¿cómo de importante es Estudiantes en tu vida? ¿Qué te ha dado Estudiantes?

Lo pensaba desde hace un par de años porque antes no me había dado cuenta. Trabajo aquí, juego aquí desde hace 15 años… Muchas veces cuando haces planes, quieras que no, es con gente del Estu. No es mi vida entera, porque tengo la suerte de no haber centrado toda mi vida en el baloncesto, pero el 65% de mi vida es el Estudiantes.

Me ha dado de todo. Amigos, parejas, estudios, trabajo, enseñanzas de vida… No sé si en otro lado habría conseguido todo esto.

Trabajas en el Centro Médico Magariños, ¿cómo te decidiste por fisioterapia? ¿Te ha ayudado Estudiantes en esto?

Lo de fisioterapia viene de que me saco la carrera, me paso año y pico trabajando fuera, me hacen una prueba y entro en el Centro Médico. No sé si sin jugar aquí habría trabajado en una clínica con tanto prestigio, que en el mundo deportivo el Centro Médico Magariños es muy importante.

Estuve becada por el club, tanto la carrera como un máster que hice. En mi año había becas en el CEU, que era patrocinador.

¿Te ayuda a prevenir lesiones?

Sí, y a entender más hasta dónde puedo llegar, qué me está pasando, qué puedo hacer… Entender mi cuerpo y cuáles pueden ser las consecuencias o cómo evitarlas.

Este año batimos el récord de asistencia a un partido de baloncesto femenino, ¿qué sentiste aquel día?

Estábamos un poco cagadas durante la semana por si no venía mucha gente. Pero cuando llegas, lo ves lleno hasta arriba… Terminó el partido y estaba eufórica, y seguía así después cuando nos fuimos a tomar algo. Junto con fases o ascensos, es de los días con más sensaciones en el campo. Encima salió bien y ganamos, fue como un sueño.

 

Desde el punto de vista del club, ¿cómo valoras una iniciativa así? ¿Algo histórico, positivo socialmente, premio para vosotras, todo lo anterior…?

Creo que para el club, obviamente es historia. Se cuida la cantera inclusiva, la cantera y el equipo femenino… Es un paso más, dice mucho del club y demuestra mucho por parte del club. Estas cosas deberían hacerse más y más equipos deberían ser así de valientes y atreverse.

 

Esta temporada se cumplen 30 años de equipos femeninos en Movistar Estudiantes, ¿cómo crees que ha evolucionado desde que empezaste tú?

No me acuerdo mucho de cuando llegué. Sí recuerdo venir a verlo y que el Magariños estuviera hasta arriba. Luego pasaron unos años de sequía, por así decirlo, cuando descendimos aquella vez, que no se prestó tanta atención como creo que debería, aun con todos los esfuerzos que se hacían.

 

Con Fito, José Manuel o Marta se ha vuelto a activar y el cambio ha sido bestial. Creo que ayuda mucho también cómo se mueve en redes sociales, cómo se entera todo el mundo… Nos siguen, ven vídeos y se van alimentando de ganas de venir a vernos. Hay gente que se ha implicado mucho más en los últimos años.

 

 

 

ANDREA MALANDA FICHA POR ESTUDIANTES

 

La base cántabra Andrea Malanda (1,65m, 1990) firma por Movistar Estudiantes. Llega procedente de Avilés (Inmobiliaria Víctor Antuña-ADBA) y se muestra «con muchas ganas de empezar a disfrutar de la temporada». Es la séptima nueva jugadora de las Women in Black en este proyecto 2019-20.

Andrea Malanda (base, 1,64m, 1990) formará parte de las Women in Black la próxima temporada. Movistar Estudiantes firma a una base con experiencia en Liga Femenina 2 (8 temporadas). «Es una oportunidad increíble poder jugar en un club como Estudiantes», dice en sus primeras palabras como estudiantil.

 

Malanda ha destacado en LF2 en Universidad de Valladolid, Universidad de Oviedo e Inmobiliaria Víctor Antuña-ADBA (Avilés), equipo del que procede.

 

En Movistar Estudiantes, buscará encontrar su mejor versión. «Tengo muchas ganas de empezar a disfrutar de la temporada», afirma Andrea Malanda.

«Es una muy buena directora de juego, con gran capacidad para pasar y distribuir y pasar», asegura David Gallego, entrenador asistente del equipo de Liga Femenina 2. No sólo eso, también tiene «muy buena mano para tirar de 3, ya sea tras bloqueo directo o a pies parados».

 

C. ESTUDIANTES