Patatas Hijolusa ha elegido este año a dos argentinas como refuerzos extranjeros junto a la paraguaya Claudia Aponte, cuya incorporación ya se había cerrado unos días atrás.

La sede de la empresa Patatas Hijolusa fue el escenario elegido para la presentación de Andrea Boquete y Julieta Mungo, dos jugadoras internacionales con la selección albiceleste que aportarán su intensidad al bloque que esta nueva temporada dirigirá Bea Pacheco, que esta semana vivirá sus primeros compromisos amistosos en un torneo internacional que disputaran en Alemania.

Con el resto de sus compañeras del primer equipo arropándolas, Andrea Boquete y Julieta Mungo, mostraron su satisfacción por llegar al equipo leonés en el que aterrizan después de ayudar al Quimsa de Santiago del Estero a conseguir el título de la máxima categoría del baloncesto de Argentina en la final que disputaron contra Vélez.

Una veterana –Andrea Boquete- y otra joven con una proyección enorme –Julieta Mungo- para completar una plantilla que queda casi cerrada para afrontar en menos de un mes el inicio de una temporada que arrancará el primer fin de semana del mes de octubre.

Para Andrea Boquete el fichaje por el Patatas Hijolusa supone el regreso a España tras su experiencia en Bembibre en liga Femenina 2 y en el Cadí La Seu en la máxima categoría del baloncesto español. Se trata de una jugadora con experiencia y una enorme capacidad para anotar desde su puesto de ‘3’. La alero argentina explica que la presencia de Bea Pacheco en el equipo leonés ha sido importante para dar el sí a la propuesta del Patatas Hijolusa. “Tuve a Bea Pacheco como entrenadora en Bembibre hace unos años y desde entonces nunca hemos perdido el contacto. Ahora a través de mi representante surgió esta oportunidad y la quise aprovechar”, asegura la nueva jugadora del Patatas Hijolusa que quiere aportar al equipo su “experiencia y repetir lo que hago en la selección. En general, trataré de dar al equipo lo que me pida la entrenadora y estoy segura que vamos a ser un equipo muy competitivo. Yo acabo de llegar y tengo que conocer mejor a mis compañeras, pero aunque ésta es una liga muy dura creo que vamos a armar un equipo muy lindo”

Por su parte, Julieta Mungo, ha sido una de las jugadoras de referencia en las selecciones de categorías de formación de Argentina y a sus 22 años recién cumplidos está ya a las puertas de la selección absoluta. Se trata de una jugadora dinámica, que pese a su estatura –mide 1,81 m- es capaz de correr el contraataque y jugar tanto de cara al aro, aunque también puede apoyar de espaldas a la canasta, como alero o como ala-pívot. En el Patatas Hijolusa afrontará su primera experiencia en Liga Femenina 2, después de unos meses en España, en la temporada 2016-2017 en la que disputó la Copa Catalana con el Cerdanyola. Ahora sabe que está ante la ocasión de dar un importante impulso a su carrera “porque ésta va a ser mi primera experiencia en esta Liga”, explicaba Julieta Mungo que apuntaba que le gusta “correr y tirar de tres y jugar de frente”, algo que quiere aportar a su nuevo equipo “que sé que ha peleado por el ascenso en las últimas temporadas y yo voy a tratar de aportar todo lo que pueda para que vuelva a estar en esa lucha”, concluía.

En representación de la empresa patrocinadora, José Luis Gómez, su consejero delegado daba la bienvenida a toda la plantilla y al cuerpo técnico comprometiendo su apoyo a un proyecto en el que son mucho más que el mecenas “porque desde el primer año que empezamos dijimos que era un proyecto ilusionante. Este verano ha sido de muchos cambios pero creo que esto sirve para que sea un acicate mayor y que nos da más ganas de cooperar con este equipo y con la ciudad de León. Seguiremos ahí en la medida de lo posible”, remataba.

CB AROS