Cortegada se estrenó ayer en la Copa Galicia con una derrota por tres puntos (72-75) ante el Celta en un partido en el que las vilagarcianas rindieron a un buen nivel ante uno de los equipos con más potencial de la categoría.

 

El entrenador local, Rubén Domínguez pudo probar a todas las jugadoras de una plantilla que en la presente temporada se caracteriza por la identidad con el club, puesto que la junta directiva ha querido recuperar a las jugadoras de casa.

Pese a la baja de Sara Gómez, una de las jugadoras más destacadas del Cortegada en los últimos años, el equipo realizó un buen papel ante el Celta que se mantuvo por delante en el marcador desde el principio, aunque con ventajas no demasiado amplias.

De este modo, al descanso se llegó con una victoria parcial visitante por cinco puntos que se vio incrementada a ocho al final del tercer cuarto.

El último cuarto se caracterizó por el juego ofensivo de ambos equipos y ahí fue donde el conjunto local mostró su potencial anotador desde fuera, un aspecto del juego que Rubén Domínguez ha sabido explotar para que al final se llegase con un marcador apretado y una victoria final del Celta por tres puntos de diferencia en el partido inaugural de la Copa Galicia.

diariodearousa.com
foto: Gonzalo Salgado