Remontada malagueña para asegurar el triunfo (63-55) en Los Guindos ante el CB Almería con 15 puntos y 23 rebotes de la ala-pívot canaria

 

Unicaja Femenino ha cogido aire al calor de su hogar. El equipo malagueño derrotó al CB Almería, en el segundo derbi andaluz consecutivo, por 63-55,después de un trabajado partido en el que fue mucho a remolque y hubo infinidad de cambios de liderato en el marcador.

Con este triunfo, es 2-3 el balance cajista. El inevitable nombre propio del partido fue Vero Matoso. La ala-pívot canaria se multiplicó para estar en todos sitios y acabó el encuentro con 15 puntos (7/18 en tiros de campo) y la friolera de 23 rebotes, siete de ellos en ataque. No anduvo lejos del 20-20 la experimentada jugadora, con más de 300 partidos en la Liga Femenina 2, algo que se nota sobremanera en su jerarquía sobre la pista.

Además de Matoso, buen trabajo de la senegalesa Ndoye bajo los aros (10 puntos y 10 rebotes) y una nueva lección de baloncesto de Gema García. La base malagueña tuvo el temple para meter 11 puntos, repartir cinco asistencias y coger cuatro rebotes. Supo sacar faltas y meter tiros libres y dio el ritmo adecuado para voltear el encuentro. El descaro de Conchi Satorre y un par de triples de Noelia Masiá también ayudaron para que las pupilas de Lorena Aranda sacaran adelante el encuentro ante un equipo rival con experiencia en la categoría y que tuvo a Latorre como máxima anotadora (18 puntos).

Tras estos dos triunfos, el Unicaja es noveno, empatado a triunfos con el sexto. La próxima semana, el equipo visita la pista del UCAM Primafrío de Murcia, que ostenta el mismo balance (2-3). Así que un partido a priori igualado para intentar conseguir la primera victoria fuera de Los Guindos.

malagahoy.es