Las granadinas vuelven a ganar en casa, esta vez ante un rival directo y mostrando su mejor versión de la temporada

 

Raca Granada logró una victoria de categoría frente a un rival directo en la lucha por la permanencia en la Liga Femenina 2, el Boet Mataró, al que se impuso por un claro 87-55

Las de Maribel Piñar controlaron desde el inicio el choque y fueron sumando puntos de ventaja hasta los 32 finales.

Buen inicio de partido para las granadinas, que partieron de una férrea defensa para ir creciendo en ataque, sumando un parcial 8-0 en los primeros compases del duelo (13-5) y forzando al entrenador rival, Jordi Vizcaíno, a pedir su primer tiempo muerto.

La clave del encuentro, además de la buena defensa, estuvo en la no concesión de pérdidas de balón. Las nazaríes solo llevaban cuatro balones perdidos al descanso, una contundente mejoría en relación a la media habitual.

En el capítulo ofensivo, Andrea Alcántara mostró su mejor versión de la temporada, convirtiéndose en la jugadora local más con 18 puntos, 5 rebotes y 4 faltas recibidas para 25 de valoración.

El conjunto rojillo se mostró sólido y con todas sus jugadoras enchufadas. Salvo Peque Cerqueira, que no lanzó a canasta en los minutos que estuvo en pista, todas anotaron alguna canasta. Así, la ventaja al descanso se aumentaba hasta los diecisiete puntos (45-28).

Segunda parte

Tras el descanso, el Boet Mataró intentó recortar distancias con dos triples de Vila, pero el ritmo de las nazaríes no se detenía.

La máxima ventaja llegó a mitad del último cuarto, tras un dos más uno de Claudia Calvelo, máxima anotadora junto con Alcántara con 18 puntos. Una superioridad que, pese a los últimos intercambios de canastas, se mantuvo en el marcador final (87-55)

La próxima semana, el Raca Granada se desplazará a Girona para medirse al filial del Unigirona, el Citylift Geieg, en un choque que se jugará el próximo sábado 7 de diciembre a las 18:15 horas.

Declaraciones

La entrenadora del Raca, Maribel Piñar, indicó tras el duelo que "hemos jugado un partido muy serio, muy constante, con un ritmo elevado, que el equipo contrario no ha aguantado. Todas nuestras jugadoras han estado metidas en el partido, sabían lo que tenían que hacer en cada situación, hemos controlado el ritmo y hemos ido sumando ventajas en cada cuarto, muy contentas”.

“Ha sido una victoria cómoda porque hemos sabido controlar su principal arma, los triples. Para que no se fueran creciendo con el lanzamiento exterior, y también hemos controlado a su referencia interior, Olga Ruano. Hemos mejorado en las pérdidas de balón. Estábamos siendo un equipo con más de 20 pérdidas por partido y hoy las hemos reducido a 12”, añadió Ruano

granadahoy.es
foto: Carlos Gil