Cantero pone en valor "la locura" del debut de Ogoke tras jugar el sábado en Camerún.Jugar dos partidos en 24 horas en dos continentes... Si lo piensas, es una locura", reconoce Cristina Cantero, entrenadora del Celta Bosco que el pasado domingo vivió el singular debut de Sarah Ogoke, que llegó a Vigo y al pabellón cinco minutos antes del arranque del encuentro liguero ante el Aros León (17:00), que acabaría en derrota local. La escolta nigeriana disputó y ganó el duelo por el bronce del Afrobasket el sábado (16:30) en Camerún, voló de noche a París, enlazó a Lisboa, se subió al coche de su representante y se personó en el pabellón de Navia para jugar.
"Tenía en mente que nos ayudase un poco, pero pensábamos que podría llegar sobre las cuatro", apunta Cantero. De hecho, el club había retrasado el partido para la tarde del domingo teniendo en cuenta esta posibilidad. Y Ogoke no torció el gesto, calentó durante el primer cuarto y en el segundo saltó a jugar sin haber compartido pista con sus compañeras ni un solo minuto. "Estaba muy, muy cansada. Pero al momento quiso ayudar. Después del partido, estaba contenta porque el equipo le había dado buenas sensaciones, pero sólo quería comer y descansar", relata su nueva entrenadora.


Cantero no dudó en tirar de su fichaje a pesar de no haber entrenado ni una sola vez con la plantilla. "Si tu actitud es la buena y quieres sumar, todo es más fácil. Es obvio que su esfuerzo ha sido admirable", apunta la técnica mientras medita el plan de trabajo de la nigeriana estos días para que llegue sin problemas al partido del próximo sábado en Zaragoza ante el BFA.


Porque Ogoke "tiene que ser nuestra referente en la línea exterior. El otro día se centró más en observar y en jugar para el equipo. Demostró que es una jugadora lista y con muy buen físico, lo que le va a permitir colaborar en el rebote. Después, poco a poco, le iremos dando más responsabilidad". A ella y al fichaje pendiente de una pívot también africana con experiencia universitaria en Estados Unidos que está al caer. "Es el plan C", reconoce Cantero, quien no descarta que llegue para el partido del sábado. Ojalá que más de cinco minutos antes.

atlantico.net