distritoNuestro primer equipo reaccionó a tiempo para sumar su séptima victoria contra Instituto de Fertilidad Air Europa. El conjunto balear, que dominó el partido durante los primeros veinte minutos, se quedó con la miel en los labios gracias al buen hacer defensivo de las de Juanma Ruiz, que con este importante triunfo se asientan en la cuarta plaza del Grupo B.

A diferencia de lo que muchos puedan pensar, el caos no es un pozo, sino una escalera. Muchos intentan subirla y fracasan, nunca pueden hacerlo de nuevo. Pero otros, si se les deja subir, se aferran a sus sueños hasta que consiguen hacerlos realidad. Nuestro primer equipo es de los que persevera. Aunque para ello tenga que verse, como el pasado sábado, con el agua al cuello. Y es que tras una primera parte de infausto recuerdo, las de Juanma Ruiz reaccionaron a tiempo para sumar una importante victoria ante Instituto de Fertilidad Air Europa, con el que abren una pequeña brecha de dos partidos cuando tan sólo resta una jornada (ante Snatt’s Femení Sant Adriá) para completar la primera vuelta.


Conscientes de la transcendencia del choque, ambos equipos protagonizaron desde el salto inicial un intercambio de canastas que mediado el primer periodo fue decantándose a favor del conjunto balear (9-11). De la mano de una imponente Isabel Vila (14 de los 22 puntos de su equipo llevaron su firma en el primer periodo), las de Ascensión García cogieron pronto las riendas de un partido al que las nuestras a duras penas se agarraban. Un parcial de 0-7 liderado por María España, colocaba en el marcador un inquietante 19-31 que nadie parecía capaz de neutralizar. El acierto de Instituto de Fertilidad Air Europa obligó a Juanma Ruiz a detener de nuevo el partido (32-42) para aplacar, cuanto menos, la euforia visitante. Y así fue como las nuestras, tras recibir 48 puntos en los dos primeros periodos, regresaron al vestuario con el objetivo de reencontrarse con sus mejores sensaciones.


El lobo con piel de cordero debía ser abatido. Y para ello debían poner los pies en el suelo, bajar las pulsaciones, y respetar un planteamiento que poco a poco iría acercándoles en el marcador. De esta manera, tras la reanudación, el partido cambió por completo de dueño. Los puntos de Celia Menéndez, MVP del Grupo B (27 puntos, 30 de valoración), y Elena Díaz (25 puntos, 9 rebotes, 26 de valoración), fueron la punta de lanza de una reacción, liderada defensivamente por Daira Varas (12 puntos y 6 rebotes, para un total de 20 de valoración), que recortaría tímidamente la diferencia (48-57) hasta mediado el tercer periodo. Un parcial de 11-1 colocó a las nuestras por delante en el marcador al borde del último periodo. Aunque el conjunto balear se resistiera a someterse, los puntos de María España e Isabel Vila serían a la postre insuficientes para frenar una avalancha a la que no tardarían en sumarse Patricia Argüello, autora de tres oportunos triples, y María Villar (5 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias), protagonista en un momento clave del partido con dos robos de balón prácticamente consecutivos que sentenciaron el choque a favor de las nuestras, que tras bailar con lobos durante los 40 minutos, consiguieron hacerse con una importante victoria que les permite asentarse en la cuarta plaza del Grupo B, tan sólo por detrás de CREF ¡HOLA!, Fundal Alcobendas (ambos con tan sólo derrota), y su próximo rival, Snatt’s Femení Sant Adrià.

Jorge Acero
DISTRITO OLÍMPICO