lescortsibaizabalÚltima jornada de liga. Una plaza para la fase de ascenso en juego. Dos equipos con opciones. Y se enfrentan entre ellos. El que gane obtendrá el premio de la fase final. Ni el mejor guión de suspense hubiera quedado mejor. El Linkia FP Joventut y el GDKO Ibaizabal disputarán este sábado el partido de la temporada para ambos

Por una razón o por otra, los dos entrenadores coinciden en una afirmación: “firmábamos encontrarnos en esta situación”. Este sábado se cerrará una liga regular de Liga Femenina 2 de las más emocionantes y de más calidad de los últimos años. Y el gran foco de atención se centrará en el partido que enfrentará al Linkia Joventut y al GDKO Ibaizabal. Última plaza de fase de ascenso. El que gane se la lleva. No es para menos.
El próximo sábado (19h) en el Pabellón L’Lilla se decide la última plaza
Realmente, ambos entrenadores coinciden en muchas cosas. La primera y fundamental es “llevar una semana tranquila, como si fuera cualquiera otra y que las jugadoras estén lo más centradas posibles en el partido, sin pararse en pensar las consecuencias de un triunfo o de una derrota”. Para Sergio Manzano, entrenador del Linkia FP Joventut Les Corts, “ya es todo un éxito estar donde estamos”. No es para menos ya que está siendo el primer año para su equipo en la LF2. “Nuestro objetivo era salvar la categoría. Gracias al gran trabajo de las jugadoras que han ido asimilando todo muy rápido y a que se han hecho a la competición nos hemos ganado el derecho a soñar en este último partido”, explica Manzano.

En el otro banquillo estará Estitxu Ibarretxe. La entrenadora vasca hace un mes no tenía todas con ella: “Ha sido un año irregular para nosotros, no lo vamos a negar. Las lesiones nos han cortado en varias ocasiones de la temporada pero creo que llegamos en un buen momento”, indica Ibarretxe que espera que su equipo repita por tercer año consecutivo en la fase de ascenso, tantas como años lleva en la categoría desde que descendió de LF1.

Otro de los puntos en los que concurren Sergio y Estitxu es en que sus jugadoras “se tiene que divertir en el campo”. La liga ha querido que se lo jueguen todo a una carta. El equipo que gane, se meterá en la fase. De nada sirve el triunfo del Linkia en Galdakao. “No se pueden dejar nada en el tintero –exige Ibarretxe- que si perdemos que sea porque han sido mejores, no porque nosotras no hemos dado el máximo”. Lo mismo que espera Manzano: “Será importante controlar las emociones. Durante la aclimatación a la liga nos creímos que podíamos competir y por eso llegado hasta aquí. Ahora tenemos que creer en estar en la fase”.

El próximo sábado a las 7 de la tarde en el Pabellón L’Lilla dará comienzo el último asalto por la plaza de ascenso en juego. “Es un premio para nuestra afición y esperamos poder ganar para ellos”, remató Sergio Manzano mientras que Ibarretxe asume que “estaremos en minoría pero hemos sentido el apoyo de nuestros seguidores todo el año como en el último partido con el campo lleno en Urreta. Esperamos que todos los que se quieran acercar, lo puedan hacer”.

FEB