La alero del Celta Zorka, Kristina Arsenic, fue operada ayer por el doctor Cota, en la Clínica Domínguez de Pontevedra, de la rotura del ligamento cruzado anterior que sufrió en un encuentro de Liga en Navia. La jugadora, que estará unos días en observación, estuvo acompañada por su familia, que viajó desde Serbia, y por parte de sus compañeras, que no quisieron abandonarla en estos momentos.

Se inicia ahora un largo proceso de recuperación que durará entre seis y siete meses. Lo que por el momento se desconoce es el futuro de la jugadora, ya que el club todavía no ha comenzado a preparar la próxima temporada.

El equipo de Cristina Cantero cerrará el campeonato el sábado en Navia, con el último encuentro ante el Segle XXI. Al ser la última jornada, el horario será unificado, pero al no jugarse nada ni viguesas ni catalanas, la Federación autorizó el cambio de hora y jugarán a las 13.00 horas

Raúl Rodríguez
farodevigo.es