Primera victoria para el Kemegal Cortegada en la Copa Galicia. Las de Vilagarcía se impusieron ayer in extremis ante el Ensino en Lugo por un igualado 53-55 en un partido en el que lograron ir de menos a más.
 Tal y como explicaba al término del mismo el entrenador Rubén Domínguez, “empezamo un poco flojos en todos los sentidos, nos costó arrancar, pero acabamos compitiendo muy bien”. Lo cierto es que las cosas comenzaban no demasiado favorables para las vilagarcianas, con un 20-11 al término del primer cuarto. La diferencia se reducía un poco con el paso de los minutos, llegando al descanso con un 34-27 a favor de las lucenses en el electrónico. “Esos últimos cuatro minutos del segundo cuarto ya tuvimos más sensación de equipo”.


El Kemegal Cortegada salió de nuevo a la cancha con toda la intención de remontar y así lo hizo. El tercer cuarto terminaba con un ya muy igualado 43-42 que conduciría a un final de infarto sobre la bocina.


A falta de poco más de dos minutos para el término del encuentro, un 49-48 abría las posibilidades de una victoria para las arousanas. Pero antes de eso, a falta de 27 segundos, un empate a 53 ponía las cosas todavía más igualadas. Las lucenses no se rendían ni daban por perdido el choque en casa: “Hicieron un tiro lateral pero no lo metieron, cogimos el rebote, conseguimos salir rápido de su presión y a falta de cuatro segundos en una penetración de Salomé le hicieron falta y fue al tiro libre, metió los dos tiros y ganamos”, logrando el 53-55 final que les concedió una primera victoria más que luchada.


Domínguez comentó que tras esta victoria lo importante es “seguir trabajando para el sábado tener más solidez”. La próxima cita será el día 16 ante el C.B. Arxil en el CGTD a partir de las 20 horas.

diariodearousa.com
foto: Belén Mejías