Celta Zorka ha dado un golpe de mano en la competición con la victoria de ayer en el Polideportivo de Urreta ante el GDKO Ibaizabal. Un triunfo que, por un lado, permite sumar el sexto triunfo consecutivo y, por otro, consolidar su primera posición en el grupo con dos victorias de ventaja sobre el segundo clasificado.

A pesar de la diferencia final en el marcador, la ventaja de cuadro vigués en el encuentro fue mayor de lo que dicen los guarismos. La racha victoriosa del equipo le da un plus especial a las jugadoras, que afrontan los comienzos del encuentro de una manera especial que sorprende totalmente a los rivales.

Esa pauta volvió a ser norma en el encuentro de ayer en Galdakao. Cantero repitió el "cinco" inicial que tan buen resultado le está dando en este arranque del campeonato, y en los tres primeros minutos de juego ya dejaron claras sus intenciones. Un parcial de 0-9 obligaba al técnico local a solicitar su primer tiempo muerto. Los nueve puntos de las célticas habían sido repartidos: dos de Minata, Itziar y Anne y un triple de Sarah eran las cartas de presentación de un Celta, al que le sigue faltando lograr una continuidad en el juego, algo que resultado extremadamente complicado.

El conjunto vasco reaccionó y se metió en el partido con un parcial de 7-0, logrando igualar el encuentro a los siete minutos a once puntos. De nuevo apareció Sarah Ogoke para romper la igualdad con un triple, que fue seguido de un buen juego ofensivo de las viguesas para finalizar el cuarto con nueve puntos de ventaja, 13-22.

Las viguesas cayeron en un bache en los primeros minutos del segundo cuarto. La defensa no cerraba las marcas, y los tiros no eran cómodos, permitiendo que las jugadoras vascas se pusieran a dos puntos, 19-22.

Itziar anotó un triple que cortó la reacción de Ibaizabal. Paula Fernández y Raque Carrera se encargaron de volver a abrir brecha en el marcador, pasando de un 23-25 a un 23-35, tres minutos más tarde. El equipo céltico estaba cómodo sobre el parquet del Polideportivo de Urreta, y logró mantener la ventaja en el marcador hasta el tiempo de descanso, al que se llegó con once punto de ventaja, 31-42.

El paso por el vestuario le restó velocidad al encuentro, pero el Celta Zorka seguía mandando bajo los tableros con un excelente trabajo de Minata Keita y Raquel Carrera. Pero el equipo vigués volvió a bajar la intensidad, circunstancia que aprovechó el cuadro vasco para recortar la diferencia y ponerse a cinco puntos a tres minutos para la conclusión del encuentro. Cantero no tardó en solicitar un tiempo muerto, y tras el mismo volvió a aparecer una Raquel Carrera que ayer jugó el mejor partido de la temporada. Sus puntos le permitieron al equipo céltico ampliar su ventaja en el marcador, y finalizar el cuarto con nueve puntos de ventaja, 42-51.

En los últimos diez minutos de juego, el Celta Zorka mantuvo un buen colchón de puntos en el marcador, entrando en el último minuto de juego con nueve puntos de ventaja. La relajación permitió una mínima reacción local, que redujo la desventaja a cinco puntos.

farodevigo.es