Hay partidos que huelen a la legua a día grande. Un histórico de la Liga Femenina  y un eterno aspirante al ascenso. Dos conjuntos que solo sumaban una derrota entre ambos y que habitan desde las primeras jornadas en los puestos de privilegio en la clasificación. Y más ambiente que nunca en el Pabellón Europa. Con esos ingredientes el resultado no podía ser más que un choque emocionantísimo decidido en la última jugada. La moneda le salió de cara a Spar Gran Canaria, pero el más allá del marcador, nos queda el espectáculo de dos equipos que han vuelto a demostrar que son candidatos a todo.
Por si no había suficiente talento en la cancha, desde la primera posesión las jugadoras se afanaron en darle un ritmo infernal que desembocó en un primer cuarto extraordinario. Leganés anotó los cinco primeros puntos y las visitantes reaccionaron con un parcial de 9-0. Paula Justel dominaba el rebote en su zona y Esther Moreno no especulaba en cada ataque. Enfrente las  transiciones de Estela Royo servían para responder el compás pepinero. Aun así, las locales fueron capaces de cortar el potencial ofensivo de Erika Covile -la jugadora con más valoración de la liga- y su acierto final le dio una pequeña ventaja al terminar el cuarto (21-17).


El escenario no cambio mucho en el segundo hasta que a mediados del mismo, con 33-29, Leganés se quedó sin fuelle. La baja de Hildur Kjartansdotti,-convocada con la selección de Islandia por las famosas ventanas FIBA- hizo mucho daño, y a Justel y a Kira Kudron la gasolina no les llegó al descanso. Las canarias aprovecharon su superioridad en el juego interior y seis tiros libres fallados de forma consecutiva por las locales y endosaron un parcial de 14-0 para dejar el marcador en un claro 33-43 al irse a los vestuarios.


En la reanudación el guión siguió un argumento diferente. El ritmo frenético se pausó, y las defensas empezaron a superar a los ataques. En ese contexto Laboratorios Ynsadiet volvió a sentirse más cómodo. A pesar de jugar ante el equipo que más anota de la competición y reponiéndose de un marcador adverso (hasta doce puntos de desventaja), solo las dejaron sumar otros doce en todo el tercer cuarto y llegaron a ponerse a uno (49-50). Dos canastas postreras de Estela Royo volvieron a estirar la diferencia hasta los seis al final del cuarto (49-55).


Toda la tensión y la emoción se desbocaron en el último. Las canastas volvieron a convertirse en una quimera pero las diferencias poco a poco se fueron acortando y Leganés culminó su remontada a poco más de seis minutos (60-59). En el momento más importante aparecieron las estrellas. Erica Covile se destapó cuando lo necesitaba su equipo y  Kiara Kudrow empezó a sumar desde esa posición de cuatro cinco metros que domina tan bien y que tan difícil es de defender.


Y se llegó a un final de infarto. Con dos abajo en el último minuto, un triple de Esther Moreno puso uno arriba a las locales con poco más de veinte segundos por jugar. Conscientes de la racha de Covile, cerraron todos las líneas de pase y estuvieron a punto de robar el balón, pero un lanzamiento en suspensión a seis segundos de Starr Breedlove puso a las canarias uno arriba (66-67).  María Nunes tuvo el último lanzamiento pero el balón rebotó en el aro y dos  tiros libres, ya sin tiempo, sirvieron de epílogo para certificar la victoria visitante por el definitivo  66-69.


La ovación de un público entregado sirvió de homenaje a dos conjuntos que, por encima del resultado, dieron un magnífico espectáculo y mostraron que son  firmes candidatos al ascenso a Liga Femenina 1.
Las jugadoras más destacadas fueron Paula Justel y Kiara Kudron por Laboratorios Ynsadiet Leganés y el trío que tiene buena parte de la culpa de que Spar Gran canaria siga invicto: Estela Royo, Erica Covile y Starr Breedlove.

 

JOSÉ MANUEL CORRALIZA
LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (LEGANÉS)