En noviembre cumplió 43 años, es viguesa, alero, puede presumir de haber militado en el Banco Exterior, el equipo federativo con el que debutó con 16 años (1990) y, ya cuando siguió como BEX -fuera de la estructura de la FEB-, ganó la Copa de la Reina; después, al Costa Naranja (Valencia) para adjudicarse Liga y Copa (94/95) . Sí, es 'Peque', Conchi Cerqueira, que milita en el Corral y Vargas granadino. Y desea que el Celta ascienda aunque "este año está muy caro".


Su trayectoria ha sido tan vasta que es este el primer año que juega la Liga Femenina 2. Desde 1990 a 2002, con algún paréntesis, en la máxima categoría. De 2014 a 2017 en 1ª Nacional (la tercera división) y ahora en LF2. "El juego en esta categoría es físico y rápido; no es tan táctico como cuando jugaba en Liga Femenina. Los equipos tienen plantillas con media de edad muy joven y pocas jugadoras de 30 años. Creo que la LF2 es una liga escaparate para subir a Liga 1", explica la olívica, que este sábado regresará a su ciudad natal para pasar las Navidades, aunque su vida familiar esté ya asentada en Granada, donde han nacido sus hijos (Cristina en 2005 y Alejandro en 2009).


Conchi, en el grupo B, sigue también el grupo A. Y desea suerte a Cristina Cantero "con quien vivía en un piso en Linares" cuando ambas coincidieron allí en la campaña 98/99. "Veo al Celta muy fuerte y ojalá que el equipo de mi ciudad, de mi tierra, consiga el ascenso: me alegraría". Y manifiesta ese deseo tanto por el club como por la entrenadora o por el propio Carlos Colinas, director técnico, "que fue mi entrenador en la selección gallega".


Con todo, "nuestro grupo es un poquito más fuerte; el Sandra (Spar Gran Canaria) y el Valencia se han reforzado mucho, son muy fuertes físicamente y están por encima del resto, pero luego hay cuatro o cinco equipos como el Ciudad de los Adelantados, el Alcobendas,  Leganés o Canoe, muy compensados". Y afinando más, "me ha parecido más equipo el Valencia que al Sandra (Spar G.C.), está más compensado, mientras que en el conjunto canario juegan seis treinta o treinta cinco minutos cada una. El Valencia tiene el apoyo del club de ACB, dinero y estructura de club grande para subir. Ni siquiera el Barça (grupo A) tiene todo eso", abunda la alero viguesa, que recuerda que las levantinas cuentan con seis extranjeras

Juan Jimenez
atlantico.net