Con 91 años de historia a sus espaldas el CB Santfeliuenc ha regresado este año a la Liga Femenina 2 y lo ha hecho como vinculado de un FC Barcelona con el que mantienen desde hace años una estrecha relación de colaboración. Con Mateo Rubio como entrenador y responsable de la dirección técnica, el equipo blaugrana es ya una de las sensaciones de una competición en la que apuntan ya con fuerza a la fase de ascenso

Marta Fernández, Sandra Gallego, Laura Antoja, Erika de Souza.. Los suyos fueron tan sólo algunos de los nombres que vistieron en el pasado la camiseta de un FC Barcelona que llegó a conquistar una Supercopa y dos títulos de Liga DIA antes de pasar página en su sección femenina.

Una época que dejó un gran recuerdo en el club blaugrana y cuyo vacío se ha llenado este año a lo grande con el regreso del plantel blaugrana a un baloncesto al que han llegado de nuevo de la mano del CB Santfeliuent. Todo un doble retorno que ha sido posible como fruto de la buena relación existente entre las juntas directivas de ambos clubes y que ha derivado en un trabajo común a la búsqueda de los mayores éxitos deportivos.

Y qué mejor manera de comenzar esa nueva andadura que entregando las riendas del proyecto a un Mateo Rubio con el que completar el triple retorno, un técnico que se hizo un nombre en las Competiciones FEB mediada la pasada década como uno de los técnicos más jóvenes de unas Ligas en las que L´Hospitalet, Cantabria o Tarragona disfrutaron sobre la pista de sus enseñanzas.

De vuelta al baloncesto nacional, el técnico catalán es uno de los principales culpables tanto del ascenso de categoría durante la pasada campaña como de la buena marcha en la actual de un equipo que crece día a día gracias al trabajo de un primer equipo que ejerce ya como el mejor espejo posible para su cantera.

Mateo Rubio: “La Fase de Ascenso sería todo un premio”

Tiempo de descanso en una Liga Femenina 2 que disputó el pasado fin de semana su penúltima de una primera vuelta en la que el balance no podría ser más positivo para todo un debutante como el Barça CBS. Un equipo que no ha dejado de dar pasos al frente en la competición de la mano de un Mateo Rubio sumamente satisfecho a estas alturas del trabajo realizado por sus jugadoras.


Mateo, bienvenido a las Competiciones FEB. ¿Satisfecho de haber podido regresar a casa?

“Siempre es un placer el poder regresar porque el nombre de un entrenador suena más cuando hablamos de una Liga FEB pero en este tiempo no he dejado de entrenar en diferentes proyectos que, cada uno en su medida, han sido muy ilusionantes para mí. Después de dejar Uruguay me surgió la oportunidad de incorporarme al club de mi ciudad como director técnico tanto de la sección masculina como femenina. El poder estar al frente de un club con 28 equipos en las diferentes competiciones fue algo que me atrajo mucho ya que siempre he primado el poder trabajar en clubes con un proyecto deportivo atractivo y a esto había que unirle la posibilidad de entrenar al primer equipo femenino del club. Esto último era algo que tomé con mucho respeto ya que no gozaba de experiencia en baloncesto femenino pero de lo que puedo sentirme satisfecho después de un año gracias a ese ascenso logrado la temporada pasada y que nos ha permitido jugar al mayor nivel posible hasta el momento”.


Después de toda una vida en el baloncesto masculino, ¿ha sido muy grande el cambio hacia el femenino o tomamos por buena la afirmación de “el baloncesto es baloncesto independientemente de la categoría”?

“No hay duda de que el baloncesto es baloncesto y su lenguaje es el mismo independientemente del género o la categoría pero evidentemente hay diferencias. Quizá la más destacada llega a nivel atlético ya que en el baloncesto femenino podemos encontrar jugadoras a un nivel similar al de algunos jugadores de LEB Plata pero, en líneas generales esto no es así y obliga a la jugadora a tener una mayor habilidad técnica y táctica para poder compensarlo. Mientras que en baloncesto masculino tú te puedes equivocar llegando a compensar tus fallos sobre la pista con un buen físico, en el femenino tanto el entrenador como la jugadora están obligados a que su juego sea más pensado y con un margen de error mucho menor”.


Primer año en la Liga Femenina 2 y el objetivo de la permanencia parece ya algo lejano… ¿Puede este Barça CBS optar a algo más?

“El primer objetivo del club para esta temporada no era otro que el poder competir en una categoría superior manteniendo el bloque de jugadoras que habían logrado el ascenso la temporada anterior. El año pasado habían entrenado y jugado muy bien y de este modo buscábamos mantener esa inercia contagiando de ese estilo a las nuevas incorporaciones. Aún a estas alturas de temporada creo que seguimos manteniendo esa inercia que nos ha dado mucha confianza ayudándonos a ser competitivas sin dejarnos influir por el nombre del rival y eso ha hecho que la permanencia parezca ya algo seguro. Una vez conseguido este objetivo prioritario para nosotros veremos hasta dónde podemos llegar. El equipo está contento y sobre todo ilusionado, pero será la que segunda vuelta la que determine si merecemos estar en esa Fase de Ascenso que sería un gran premio para todos”.


Viendo cómo ha respondido el equipo ante el Celta Zorka y el Patatas Hijolusa… ¿Hay motivos para ilusionarse?

“Han sido dos buenos test porque el equipo estaba haciéndolo bien pero necesitábamos saber cómo íbamos a responder ante aquellos equipos que siempre han estado arriba. Para nosotros han sido dos partidos que han supuesto una inyección de moral muy grande y que nos han ayudado a entender que podemos ser competitivos en una Liga muy igualada y en la que no hay aún nada decidido”.


¿Puede ser un plus para el equipo el estar ya exentos de la presión por la permanencia?

“Somos un equipo al que siempre le gusta jugar con una cierta presión pero no con la presión de la clasificación para salvarnos sino con la presión de poder hacerlo cada día un poco mejor. En algunos momentos en los que hemos logrado por ejemplo tres victorias hemos perdido parte de esa presión y quizás eso ha jugado como un arma de doble filo pero tan pronto como lo hemos hablado en el vestuario hemos sabido recuperar esa sensación para poder ser de nuevo un equipo competitivo. Espero que el que ahora nos veamos salvados no nos afecte en ese sentido y podamos seguir en la misma línea tanto de juego como de sensaciones”.


¿Hablamos de futuro? ¿Cuáles son los objetivos a largo plazo de este proyecto junto al FC Barcelona?

“Si te respondo como director técnico del club te diré que lo más importante para mí en estos momentos es trabajar para que el primer equipo se vaya surtiendo de un número cada vez mayor de jugadoras de cantera. Tenemos equipos que despuntan en todos los niveles y jugadoras que lo están haciendo realmente bien por lo que la mayor satisfacción será que puedan ser muy pronto el futuro del primer equipo. A partir de ahí, el reto deportivo pasará por poder competir de la mejor manera posible en aquella categoría en la que nos merezcamos estar ya sea en Liga Femenina 2, en Primera o en Liga DIA. Esa es una incógnita que sólo tiempo podrá despejar y que dependerá no de lo que toque sino de lo que nos merezcamos”.

FEB