Corral y Vargas acusó el cansancio del encuentro que disputó el pasado jueves en Las Palmas y ayer cayó en Lanzarote en un encuentro de baja puntuación en el que las locales se pusieron por delante a falta de siete minutos y se hicieron con la victoria.

Las granadinas comenzaron el choque con un parcial 4-11. Tras un tiempo muerto, las canarias reaccionaron y firmaron un parcial 6-0 con el que se metieron en el choque (10-11). Quique Gutiérrez también pidió tiempo para cortar la el mal momento y así se llegaba al final del primer cuarto con ventaja del Raca: 12-16.

Empató a 16 el Magec Tías nada más comenzar el segundo cuarto, pero de nuevo las granadinas apretaron en defensa y al contraataque sumaron otro parcial 0-6 que les volvió a mantenerse delante en el marcador. Así, el Raca puso su máxima ventaja al descanso: 21-29.

El tercer cuarto fue muy peleado por ambos equipos, con mucha intensidad defensiva. Las de Tías volvieron a lograr empatar el encuentro a 40, pero un triple a tablero de Isa Pastor y sobre la bocina dio tres puntos de ventaja a las nazaríes al final de este periodo: 40-43. Parecía que, hicieran lo que hicieran las de Lanzarote, el Corral y Vargas tenía armas para seguir por delante en el electrónico, hasta el último cuarto.

En los últimos diez minutos el Raca acusó el esfuerzo de disputar dos partidos en tres días, además del largo desplazamiento. Magec siguió presionando a toda pista y se puso por delante en el por primera vez en el partido a siete minutos del final (45-43). Las granadinas pelearon hasta el final del choque, si bien no encontraron el acierto necesario y terminaron por caer por 55-50.

Al final del partido, Quique Gutiérrez se mostró satisfecho: "Hemos perdido, pero dadas las circunstancias, estoy contento. Hemos jugado bien, hemos notado el cansancio, no tan físico, pero si mental, y pese a eso hemos competido hasta el final".

J.J.Medina
foto: Á. Cámara
granadahoy.com