"Hemos estado muy serias, muy concentradas", valora Cristina Cantero. "El Barcelona es un equipo muy peligroso si le dejas. Hemos ido a por ellas. Estoy contenta sobre todo por las jugadoras, que lo disfruten, porque curran mucho todos los días. El club se merece participar en una fase".

La entrenadora destaca el funcionamiento colectivo: "Hemos recuperado a Minata, que la teníamos un poco perdida. Ogoke entra. Y empieza a aparecer gente, que era lo que nos había dado tantas victorias en la primera vuelta. Habíamos perdido confianza. Hoy se ha visto a todo el mundo sumando".

Cantero no reservará piezas en los cuatro partidos que restan de temporada regular: "A nivel de rotaciones no me gusta dejar a una jugadora de repente sin jugar un tiempo y que pueda perder sensaciones. Cambia la carga física. Pondremos el foco en la fase. Ya lo habíamos previsto, pero hay que sentarse ahora con el preparador físico y ver cómo lo planteamos".

Y aunque no le parece prioritario, admite: "Las jugadoras me dicen que mejor si somos primeras. Es verdad que te puede tocar Ensino como cuarto y es un mal cuarto? Es que no sabes y no va a depender solo de ti. Iremos a lo que nos dé, siendo muy honestas".

"La fase es una lotería. Hay muchos equipos con unos presupuestos enormes y mucha presión de ascender. Nosotros no tenemos tanto esa presión. Seremos un coco para cualquiera o ese es nuestro objetivo. Si se pone a tiro, la vamos a coger; si no se pone, la vamos a pelear para que se ponga", indica Cantero, que ha comunicado a la directiva que prefiere que no pidan la organización de la fase de ascenso: "Para mí no era un objetivo importante tener la fase. Este ambiente es espectacular, me da un poco de cosa por la afición, pero el equipo es joven. Sería más peso sobre ellas. Es la primera fase a la que va el club en seis años en Liga 2. Hay que tener ese punto de calma, creo yo".


farodevigo.es