El director deportivo celeste considera a Gran Canaria y Valencia, que será el anfitrión, como los grandes favoritos en la fase de ascenso: "Pero no vamos a renunciar a lograrlo"

El Celta Zorka (18 victorias y 4 derrotas) se ha asegurado la clasificación matemática para la fase de ascenso. Es su primera participación en los seis ejercicios que encadena en Liga Femenina 2. A cuatro jornadas para el final de la temporada regular, sus otros tres acompañantes en el grupo A parecen claros: León (17-5), Ibaizabal (17-5) y Ensino Lugo (16-6), aunque el Barça (13-9) aún tiene en teoría alguna opción. El grupo B, con algún partido aplazado, está liderado por Gran Canaria (21-2) y Valencia (19-3). Ciudad de los Adelantados ocupa la tercera plaza (16-6) mientras que Leganés y Claret (15-7) pelean por la cuarta, aunque estas posiciones están todavía por definir. Alcobendas (13-9) y Canoe (12-10) todavía están a tiro.

Primero y cuarto de cada grupo se mezclan con segundo y tercero del contrario en las liguillas de la fase de ascenso. Los dos primeros clasificados se cruzarán en semifinales y sus ganadores, aunque después diriman en la final el protocolario campeón de la categoría, ya podrán celebrar el ascenso. Si bien sede y fecha están por concretar, todo apunto a que la fase de ascenso se disputará a finales de abril en Valencia (también Lugo se plantea pedirla).

"Nuestro gran objetivo era poder estar en la fase. Sabemos el nivel de los rivales que nos podemos encontrar. Hay equipos con más obligaciones que nosotros. Pero no vamos a renunciar a lograrlo", analiza el director deportivo del Celta, Carlos Colinas, que anticipa que posiblemente el conjunto vigués sea el único debutante en una fase de ascenso, a expensas de cómo se cierre el grupo B. A su juicio, Gran Canaria y Valencia son claros favoritos.

Este tipo de contiendas son muy proclives a la sorpresas. "Las fases son una experiencia curiosa. Hay equipos que han empezado horrorosos el primer día y han acabado ascendiendo; ha habido equipos superobligados a ascender, que han ganado un partido de tres y se han ido a casa. Es una lotería", resume Colinas, que tiene alguna preferencia sobre los cuadros: "Es un tema personal mío, pero me gustaría encontrarme al Valencia al principio y así no tener que jugarnos el ascenso con ellos en un cruce. Y no me gustaría al Ensino en el grupo inicial". El ejecutivo céltico examina a los posibles adversarios.

León. Campeón regular del grupo A en la pasada temporada, fue anfitrión en la fase y fracasó. "No ha cambiado tanto el equipo respecto al año pasado", sostiene Colinas. "Eran un equipo más anárquico, imprevisible, de mucha racha anotadora. No han perdido eso, pero han ganado solidez defensiva. Y todas juegan de todo. Eso desestructura bastante lo que es un baloncesto tradicional".

Ibaizabal. El equipo vizcaíno ganó hace dos semanas en Vigo (56-67). Una clara advertencia. "Tienen veteranía, con experiencia en fases de ascenso, aunque equilibran también con juventud. Es un equipo incómodo sobre todo por la forma de jugar, muy elaborado, muy táctico, un juego que a nosotros no nos va demasiado bien".

Ensino. El componente del grupo A más en forma, con once victorias consecutivas. En Navidad ficharon a Margaret Roundtree y Claudia Calvelo. Y han rescatado a Arantxa Novo de sus dos años de retiro. "Es una apuesta económica ya no por jugar la fase de ascenso, sino por ascender", define Colinas. "Sería un mal cuarto clasificado para nosotros si somos primeros".

Gran Canaria. El Gran Canaria perdió la última final de la Copa de la Reina ganada por el Celta a comienzos de siglo. Hoy también aspira a reverdecer laureles. "Equipo más corto, de cinco o seis jugadoras, bien dirigido y más dependiente de las dos americanas (Covile y Breedlove), de mucho nivel", resume Colinas."Entre las nacionales Estela Arroyo marca la pauta. En Navidad se reforzaron con Iris Junio, de la generación de 1999, que apuntaba a estrella del baloncesto español y se ha ido quedando por tres lesiones de rodilla. No ha podido irse a Estados Unidos por un tema de estudios".

Valencia. El poderoso club que posee Juan Roig quiere devolver el baloncesto femenino valenciano al máximo nivel después de la desaparición de aquel Ros Casares campéon de Europa. "Plantilla mucho más larga que la canaria y con un objetivo claro desde el verano, dicho por Roig y por todo el mundo: quieren estar en Liga 1. Tendrán el plus de jugar en casa. Mucha experiencia y con jugadoras internacionales, tres de ellas titulares con las selecciones de Brasil (Lyra), Mali (Tirera) y Montenegro (Pocek)".

Adelantados. "Tiene pie y medio en la fase de ascenso", dice el dirigente celeste del conjunto tinerfeño. "Es un equipo con cinco extranjeras, entre ellas nuestra exjugadora Daisy Alaeze. Atípico en cuanto a estructura de juego. Mucho poder anotador, muy desatado a nivel de estructura, mucho tiro exterior, mucho físico, por rachas, pero como equipo no tan compacto como Valencia y Canarias".

Última plaza. .La cuarta plaza del grupo B es la que más está en el aire y ni siquiera Colinas se atreve a pronosticar quién será: "El Leganés ha estado muchas semanas. La derrota del otro día (60-71 ante Los Adelantados) le da opciones a Claret y Canoe".

Armando Álvarez
foto: Cristina Graña
farodevigo.es