El Asisa Alhaurín de la Torre tiene completo el grueso de la plantilla y busca en el mercado dos referentes que aporten una marcha extra

Tendrá representación el baloncesto malagueño en Liga Femenina 2. Se lo ganó el Asisa Alhaurín de la Torre, que anda en mitad de la configuración de una plantilla competitiva para una liga compleja. Supone un salto considerable, más notorio en lo físico, con la Primera Nacional.

La planificación alhaurina está avanzada. Francis Trujillo ya cuenta con el grueso de la plantilla de la dispondrá desde octubre para intentar conservar la plaza en el segundo escalón del baloncesto nacional. Restan dos fichajes, si es que no surge alguna oportunidad de mercado más provechosa para los intereses del club, aunque son los que eleven el listón del equipo. Los que aporten experiencia en la categoría y ayuden a allanar el camino hacia la salvación.

El técnico malagueño consiguió a estas alturas uno de los desafíos que se proponía nada más comenzar a dibujar el nuevo plantel. Del cuadro que ascendió continúan seis jugadoras, que fueron fundamentales para pegar el brinco. En el perímetro, siguen Jay White, Marisa Pérez y Ana López. Sorprendió para bien el rendimiento de la americana, que aporta ese plus de ya haber disputado con garantías la LF-2 hace un par de temporadas. En la pintura, el Asisa Alhaurín de la Torre se aseguró la continuidad de Lorena Liñán. La capitana, de 35 años, aterriza en un punto de forma óptimo. Demostró ser diferencial en un escalón más abajo y se ganó liderar esta aventura. También ampliaron su vínculo Eli Iborra y Lucía Romero, que dieron buenas prestaciones en la última campaña.

De igual forma, de momento, hay caras nuevas. Aterrizó la ala-pívot Carmen Ortiz. La malagueña tiene experiencia en Liga Femenina 2 con Avilés y Oviedo y aunque sus números no encandilan, es una interior fiable en muchas facetas. Trujillo también incorpora a Marta Martínez, que procede del Promesas. La jugadora fue nombrada hace dos años mejor junior de Málaga, por lo que ahora intentará continuar con su importante proyección en un escenario exigente. Del Unicaja llega Luz María Muñoz, que acabó su etapa junior. Tiene un físico interesante y en Alhaurín se confía en que siga creciendo.

Ahora queda ponerle la guinda a la plantilla. Ha habido intensas conversaciones con jugadoras de talento, aunque no fructificaron las negociaciones. El conjunto alhaurino reanuda ahora su búsqueda en un mercado donde aún quedan opciones sugerentes. La cuestión es que el margen de error es mínimo ya que estos dos fichajes deben subir el listón, darle otra marcha al equipo. Hay cierta tranquilidad al tener firmado a la gran parte del plantel de la temporada 18/19. Ahora queda hilar fino.

La idea de Francis Trujillo es disponer de 14 jugadoras. La intención es tener un bloque sólido y fiable formada por nueve y que esas cinco vayan ganándose el hueco. No obstante, el deseo es dejar alguna ficha libre por si existe algún contratiempo durante el curso. Una vía que se exploró el curso anterior con Jay White y en la que se acertó de pleno. Antes toca atar a las referencias, una exterior y otra interior, que es ahora la prioridad

J.M. Nogueira
malagahoy.es