Nuestro primer equipo se quedó a las puertas de “sorprender” a Fundal Alcobendas en un vibrante partido que no se decidió hasta el último periodo. Lideradas por Celia Menéndez e Inés Perezpayá, las de Juanma Ruiz plantaron cara durante más de treinta minutos a uno de los favoritos (una temporada más) a conseguir el ascenso a Liga Femenina.

Lo “imposible”, sólo cuesta un poco más. Y eso, es lo cerca que estuvieron las nuestras de superar a un imponente Fundal Alcobendas. Basta entender esa potente pareja de comillas con la que arranca esta crónica para hacerse una idea de lo lejos, y a la vez tan cerca, que las de Juanma Ruiz están de convertirse en uno de los mejores equipos del Grupo B.

Condición que alcanzarán tan pronto como se decidan a mirar a los ojos a cada uno de sus rivales, y competirles de tú a tú sea cual sea su presupuesto o su posición en el Grupo B. Y es que a pesar de la igualdad que protagonizó los primeros compases del partido, a nadie pasó desapercibida la “timidez” con la que las nuestras afrontaron el choque. “Demasiado respeto”, apuntaba Paula Santolaya. “Nos ha faltado creer que podíamos con ellas”. Desde el banquillo Juanma Ruiz demandaba pequeñas dosis de descaro para detener la sensación de dominio visitante. Con todo, Fundal Alcobendas tuvo que esperar hasta bien entrado el segundo periodo para despegarse en el marcador (19-26). Capaces de castigar cada error, las de José María Cerrato obligaron a las nuestras a agarrarse a una Celia Menéndez que en su segunda rotación se mostró mucho más vertical, neutralizando poco a poco el empuje visitante. Tanto que, al margen de las inquietantes sensaciones que las nuestras conseguían sacudirse poco a poco, la diferencia al descanso (27-33) estaba lejos de ser insalvable.

Tras el descanso ambos equipos protagonizaron un espectacular intercambio de golpes que mediado el tercer periodo dominaron las nuestras. Llegaron los puntos de Daira Varas, de Patricia Argüello, y con ellos los problemas de faltas de Fundal Alcobendas, lo que permitió a Celia Menéndez igualar el partido (41-41). La reacción visitante llegó de la mano de una colosal Aitana Cuevas (28 puntos, 16 rebotes, 37 de valoración), secundada por los triples de Paula Palomares primero, y Allison Feaster después. “No te puedes dejar ni una jugada”, se lamentaba Paula Santolaya. “Contra Fundal Alcobendas tienes que jugar a muy buen nivel los 40 minutos”. Castigando cada error de las nuestras. “Sólo” así las de José María Cerrato pusieron de nuevo tierra de por medio en el marcador (44-50). Lejos de rendirse, las de Juanma Ruiz siguieron remando hasta colocarse de nuevo a tres puntos, momento a partir del cual Paula Palomares volvió a “coger su fusil”, anotando dos triples que se antojaron definitivos (49-58). Ni el empuje de Inés Perezpayá (12 puntos, 10 rebotes), ni la verticalidad de Celia Menéndez (23 puntos, 15 rebotes, 30 de valoración), fueron capaces de recortar la distancia que les separaba de un mayestático Fundal Alcobendas.

El marcador final (60-73) reflejaba ese enorme “tan lejos y a la vez tan cerca” que permite, conscientes de que ahorrarse un solo esfuerzo puede frustrar su ambicioso objetivo, seguir soñando a las nuestras. Lo “imposible”, es aquello que no intentan. 

Jorge Acero
Distrito Olímpico

foto: Lou Mesa