Líder imbatido en el grupo A de la Liga Femenina 2 con un balance de nueve victorias en las nueve primeras jornadas. Durán Maquinaria Ensino ha hecho una contundente declaración de intenciones en la primera fase de la competición. Hablamos con Pepe Vázquez, su entrenador.

La vida de los entrenadores esconde siempre etapas sorprendentes, por lo bueno o por lo malo. Pepe Vázquez vivió una experiencia ilusionante la pasada temporada en Burgos, en Liga Femenina, aprovechando una gran y privilegiada oportunidad de dirigir en la máxima categoría pero, maldita crisis económica, sus objetivos se truncaron viéndose obligado a regresar a su Galicia natal para, profesionalmente, dar un paso atrás. Sin embargo, su satisfacción de hoy, su estabilidad deportiva y profesional, le convierte en uno de los entrenadores más felices de todo el panorama de las competiciones FEB. No en vano vive la nueva temporada sin conocer la derrota, algo que para cualquier técnico suele convertirse en una bendición.

“Reconozco estar muy satisfecho tanto por el rendimiento de las jugadoras en los entrenamientos y en los partidos, por la estabilidad que nos proporciona el club, un factor muy valorado en estos tiempos, y por poder ejercer como entrenador en Galicia, cerca de los míos”. Conoce la Liga Femenina 2 y la pasada temporada se adentró en la máxima división de nuestro baloncesto femenino español. Inevitable hacer un paralelismo, inevitable saber hacia dónde debemos preparar a nuestras jugadoras en esa escalera hasta la élite. “En cuanto a juego, en cuanto a organización táctica de los equipos, no existe una gran diferencia entre una competición u otra pero sí existe en cuanto a las capacidades físicas de algunas jugadoras. Ese cambio físico puede condicionar el juego y sobretodo permite un nivel más intenso y sostenido. Por otra parte y aunque evidentemente el nivel de las americanas ha bajado, son mejores en “Liga 1” que en “Liga 2”.

Pero expuestas estas diferencias el técnico gallego pasa inmediatamente a reivindicar una Liga Femenina 2 siempre apasionante por lo que es y por lo que promete ser. Porque es capaz de abrazar presente y futuro al ver buen baloncesto en las pistas y comprobar cómo muchas de estas protagonistas son jugadoras todavía en formación, o sea, con un largo recorrido en su mejora. “Hay jugadoras muy jóvenes que están dando esos pasos decisivos en su incorporación al baloncesto senior antes de llegar a la Liga 1. Por eso está claro, sabiendo cómo funciona el baloncesto femenino, con la cantidad de jóvenes talentos que salen de las canteras, que la Liga Femenina 2 es importantísima”. Pero más allá de balances globales Pepe Vázquez es noticia por vivir esas nueve jornadas de la liga instalado en lo más alto y por lo tanto ambicionando todo, absolutamente todo esta temporada. “Nuestro objetivo es disputar nuevamente la fase de ascenso y claro, una vez allí, buscamos el ascenso. En el club hay ilusión por conseguirlo pero sabemos que estamos en una liga en la que todavía queda mucho por pelear, mucho por trabajar”.

feb.es