almeriaDebutó con 12 puntos y 12 rebotes para una valoración de 21, pero a EeTisha Riddle no le es suficiente. La nueva incorporación del Syngenta CB Almería sigue integrándose poco a poco como una guerrera rojilla más,

“Siento que puedo hacer más, no jugué bien”, ha explicado la estadounidense, de 29 años, quien ha añadido que “es un nuevo sistema, nuevas jugadoras. Tengo que acostumbrarme a ellas y ellas a mí”. La pívot cree que pudo “haber reboteado más duro” y haber aportado también más en ataque. “No creo que jugase demasiado bien”, ha recalcado.

“Creo que la gente espera de mí que ayude a ganar partidos, por supuesto, y que siempre haga dobles figuras (anotar más de diez puntos y capturar más de diez rebotes en cada partido). Es lo que suelo hacer y es lo que espero”, ha comentado sobre lo que puede aportar al equipo. Riddle ya promedió 14.5 puntos y 10.6 rebotes en Alcobendas y 13.0 puntos y de nuevo 10.6 rebotes en Irlandesas, en sus dos anteriores etapas en Liga Femenina-2, así como 22.9 puntos y 15.7 rebotes en la liga turca y 15.7 y 13.8, respectivamente, en la liga portuguesa.

Riddle ha apuntado que su rol en el equipo será el de “ser la referencia en el poste” y “atraer a las defensas forzando dos contra uno”, al mismo tiempo que “hacer mejores al resto de las chicas”. Unas compañeras de equipo que, ha dicho EeTisha, son “muy amables, me están ayudando mucho. Son un equipo joven y muy agradable, me gusta”.

Sobre el conjunto almeriense, la última jugadora en llegar piensa que “está pagando la inexperiencia en la categoría” y es por ello que “es importante entrenar cada día, porque te hace mejorar, y luego mostrarlo en los partidos”. Para ella, “la única manera de coger experiencia es jugando”.

El Syngenta CB Almería juega este sábado a las 19:00 horas en el palacio de deportes de Andrach, en la isla de Mallorca, frente a un rival, el CB Andratx, que ha ganado tres partidos y ha perdido seis. El equipo balear logró sus tres victorias en las cuatro primeras jornadas de liga, pero ahora se encuentra en horas bajas, habiendo perdido sus últimos cinco partidos, todos ellos ante los equipos de la zona alta de la clasificación.

Además, sus principales referencias, la ala-pívot serbia Nina Dokovic (14.1 puntos, 10.4 rebotes y valoración de 20.3, una de las tres mejores jugadoras hasta la fecha en la categoría); la alero, también serbia, Milena Papic (9.1 puntos, 4.3 rebotes, 2.1 asistencias y 2.4 robos) y la base paraguaya Jazmín Mercado (10.8, 4.6, 3.5 y 2.6, respectivamente, en los mismos apartados) no se han incorporado a los entrenamientos tras la vuelta de vacaciones.

El club se ha reforzado en sus mismas posiciones con tres jugadoras jóvenes, la ala-pívot María Sall (procedente del Universidad de Valladolid del Grupo A), la alero Bineta Niasse (que vuelve al equipo andragense tras un breve paso por el Instituto Fertilidad Air Europa, con el que ya ha jugado esta temporada frente al Syngenta CB Almería) y la base Mireia Torrens, hermana pequeña de la internacional absoluta Alba Torrens.

C.B. ALMERÍA