Jacinto Carbajal cambió el Nissan Al-Qázeres de Liga DIA por un proyecto ambicioso de LF2 en un club y una ciudad que se había asentado en la élite. Una opción de cierto riesgo que ha comenzado de forma muy positiva, aunque tiene claro que se enfrenta a una carrera de fondo.
Campeona de la Liga DIA en la temporada 2014/15 con el Spar Citylift Girona y en la temporada 2015/16 con el Perfumerías Avenida siendo una referente. Jugadora habitual de la Euroliga, Vanessa Gidden está disputando la LF2 en las filas del Campus Promete. Un hecho que demuestra la ambición de este proyecto riojano que está dirigido por Jacinto Carbajal, el entrenador que llevó a la élite al Nissan CB Al-Qazeres.

Carbajal salió de su zona de confort para ponerse al frente de este Campus Promete que se ha convertido, desde el inicio, en uno de los grandes favoritos al ascenso. Y ha empezado demostrándolo. Un balance de 5-0 después de cinco jornadas de liga: “Es muy positivo empezar ganando y crecer desde la victoria. Con las derrotas se puede aprender, pero también es cierto que es mejor si los resultados acompañan. Porque a pesar de lo que puede parecer, nos está costando entrar en la categoría. En LF2 se juega de forma diferente, los espacios son distintos y cosas que valen en Liga DIA no sirven aquí. Todo eso es parte del proceso de adaptación necesario.”

Y en la sexta jornada, llega el duelo de los descendidos de la temporada pasada. Lobete vivirá un Campus Promete vs Movistar Estudiantes (domingo 12:00 h): “será un partido bonito, porque hace unos meses era un partido de Liga DIA. Es una fecha marcada en rojo, son duelos directos que de ganarlos, valen doble. Le restas una victoria a un rival directo, el average empieza a estar en juego…” asegura Carbajal, que apunta los ‘caprichos’ del calendario: “hemos iniciado un mes con choques consecutivos con los supuestos equipos que podrían estar en la Fase Final: Spar Gran Canaria, Movistar Estudiantes, Ciudad de los Adelantados e Ynsadiet Leganés, que son los equipos que, junto a nosotros, parecen a priori más potentes.”

Un mes importante para un equipo todavía en crecimiento y que tiene margen de mejora como apunta su técnico: “ISE Almería tuvo bola para ganarnos, Pacisa Alcobendas también… hemos ido de menos a más. De hecho, en los últimos partidos hemos despegado, hemos estado más sueltas.” Aunque lo que tiene claro Carbajal es que “hay que seguir intentar mejorar porque ésta será una carrera de largo recorrido.”

Porque la mente de Jacinto Carbajal y del Campus Promete está, además de en el siguiente partido, en el final de temporada: “Sería mentir que el objetivo es ascender. La idea es recuperar esa plaza en Liga DIA lo antes posible. Tenemos potencial para estar en los puestos altos de la tabla durante toda la temporada. La Fase Final es ya otra cosa, ya sabemos lo que es estar bien en el momento adecuado… por eso hay que ir sacando partidos adelante para poder llegar bien al momento final.”

Y bien lo sabe Carbajal, que consiguió el ascenso con el CB Al-Qázeres en 2016 en la Fase Final que se disputó en Cáceres, y en la de 2014 que tuvo su sede, precisamente, en Logroño. Esa experiencia le permite afirmar que “el llegar pronto a los puestos de arriba y asentarte en esas cuatro primeras plazas, te permite pensar a más largo plazo y te da seguridad en el trabajo diario.  Para conseguir eso, hay que hacerlo bien en el día a día y dejar al quinto clasificado lo más alejado posible.”

Eso sí, la competición ha cambiado en estos dos últimos años: “Mi experiencia en LF2 era más en el Grupo A. En este Grupo B he notado, quizás, algo más de igualdad. Creo que no hay equipos fáciles de ganar y hay un buen número de clubes clásicos que llevan peleando muchos años por entrar en la Fase Final (RC Celta, GDKO Ibaizabal, Patatas Hijolusa,…)  a los que se les ha añadido históricos del baloncesto femenino como Spar Gran Canaria, Movistar Estudiantes o nosotros mismos.”

Un buen inicio en los resultados como equipo, y en esa experiencia personal de un Jacinto Carbajal que reconoce estar “muy contento. Era un cambio de aires necesario porque llevaba seis años en Cáceres. Entendimos que era un cambio de ciclo que podría ser bueno para ambas partes.” Y parece que eligió bien su destino. Cambió Cáceres (donde su ayudante Jesús Sánchez ha tomado el mando) por Logroño. Un paso atrás para seguir avanzando. “El proyecto de Campus Promete me interesaba, porque a pesar de que era de LF2 es un proyecto ambicioso. Y puedo asegurar que lo que se veía desde fuera lo estoy ratificando desde dentro. Es un club muy serio, muy profesionalizado, con una estructura muy asentada, y con muchos medios a nuestro alcance. Para mí era una oportunidad tremenda venir a un club así y ojalá pueda regresar a Liga DIA.” Pero eso se decidirá en el 'sprint' final de esa carrera de largo recorrido…

FEB