Celta Zorka despide el año con un balance envidiable. Doce partidos y doce victorias, y la sensación de que este equipo tiene mucho que decir esta temporada, aunque para ello habrá que esperar al mes de abril, que es el momento clave de la temporada.

El partido de ayer no tuvo historia en lo que a la parte deportiva se refiere. Los cuarenta puntos de diferencia en el marcador son un justo reflejo de lo que sucedió sobre el parquet de Navia; y de la diferencia existente entre ambos equipos en la clasificación. Y es que tras los cuarenta minutos de juego, quedó claro porqué uno es el líder invicto, y el otro es el colista que todavía no conoce la derrota.

Las estadísticas, además, son concluyentes. Sesenta y uno por ciento en tiro de dos para las viguesas y 36% para las catalanas. En triples 57%-29% y en tiros libres 71%-62%. Pero la cosa no queda ahí, pues en rebotes 36-23, asistencias 21-9, en recuperaciones 14-7 y la valoración final 118-134. Y es que fue un partido en donde Cristina Cantero utilizó a las once jugadoras disponibles, y ninguna de ellas acabó el encuentro con valoración negativa. Al final del primer cuarto, 25-8, todo estaba visto para sentencia, con lo que a partir de ese momento Cantero probó distintas cosas y, sobre todo, le dio minutos a las jugadoras de cantera. La entrenadora viguesa no dudó en sacar en el "cinco" inicial a la junior Lucía Fontela. La escolta no fue la única jugadora del segundo equipo que contó con minutos en el partido de ayer ante el Cerdanyola. Cristina Fernández, Sara Vidal y Cristina Freire la acompañaron en una tarde que difícilmente olvidarán.

Las lesiones de Elo y Ainhoa obligaron a la directiva céltica a hacer un profundo análisis de la situación. La dolencia de la nigeriana, cuyo regreso a la pista está previsto para finales de enero, alivió en parte la situación, llevando al club a tomarse un tiempo para ver que hacían. La primera medida que tomaron fue la de echar mano de esa cantero que tanto miman y que tan buenos resultados le ha dado. La semana pasada, en el partido ante el Segle XXI, Cantero echó mano de tres junior, Lucía, Sara y Cristina, para ver cómo respondían. Ayer hizo lo propio, introduciendo en la prueba a una debutante, Cristina Fernández, y sacando en el "cinco" inicial, a Lucía Fontela. Lo más curioso es que en este grupo de jugadoras junior, nos olvidamos de Raquel Carrera que, aunque no lo parezca, es jugadora junior. Pero olvidándonos de Carrera, las otras cuatro jugadoras junior demostraron que pueden ser mucho más útiles al equipo de lo que sucede en la mayoría de los equipos. Entre las cuatro jugaron cincuenta y tres minutos de los doscientos que juega un equipo. Anotaron dieciocho puntos, atraparon siete rebotes y le dijeron a todo el mundo que no hace falta hacer fichajes, que ellas están aquí y que le pueden echar una mano al equipo cuando lo necesite.

Sin lugar a dudas es la mejor lectura que se puede sacar del partido que ayer disputaron en Navia viguesas y catalanas. El equipo se va ahora unos días de vacaciones, que buena falta les hace, volviendo a los entrenamientos el próximo día tres de enero, ya que el próximo partido lo disputarán el día doce en Mataró.

Raúl Rodríguez
foto: R. Grobas
farodevigo.es