Celta Zorka sumó la vigésima victoria de la temporada, tras derrotar a un Maristas Coruña que vuelve a los puestos de descenso tras la victoria del Avilés ante el Arxil por 79-75.

 

Comenzaron bien la viguesas, que con un 0-6 de salida parecía encarrilar el encuentro. Sin embargo, Maristas se jugaba mucho en este encuentro, y ajustó la defensa tratando de evitar el juego interior del equipo vigués. A pesar de todo, el Celta Zorka vencía al final de los primeros diez minutos de juego por seis puntos de ventaja.

A pesar de todo, el equipo vigués estaba demasiado relajado sobre el parquet del colegio Maristas, y con cinco triples las coruñesas lograbar darle la vuelta al marcador y ponerse por delante. Cristina Cantero no tardó en solicitar su primer tiempo muerto, exigiéndole al equipo más intensidad en la faceta defensiva, a pesar de que las coruñesas lograban el quinto triple del cuarto.

El equipo vigués volvía a meterse en el partido y lograba reducir la desventaja para marcharse al vestuario con tan solo un punto de desventaja. Un primer tiempo en donde dos jugadoras célticas lo acabaron en valoraciones negativas y la más cotizada fue Raquel Carrera con nueve puntos.

En el tiempo de descanso, Cristina Cantero le hizo ver a sus jugadoras la necesidad de que se centraran y mejoraran su trabajo defensivo para que no se les fuera el partido de las manos.

Tras el paso por el vestuario se mantuvo la igualdad en el partido. El Celta Zorka lograba ponerse por delante en el marcador, pero las coruñesas no tardaban demasiados minutos en recuperar el terreno perdido y volver a mandar en el electrónico. Sin embargo en esos momentos apareció la mejor versión de Anne Senosiain, que con cuatro triples logró darle al vuelta al partido. De un marcador de 41-44 que se registraba al comienzo del cuarto, se pasó en pocos minutos a un 43-59, con un parcial de 2-15 que comenzaba a dejar el partido en franquicia para las viguesas.

El Maristas ya no estaba tan acertado en el lanzamiento exterior como en los dos primeros cuartos, mientras que el Celta Zorka mejoraba en defensa, y el ataque no tenía ni punto de comparación con lo sucedido en los dos primeros cuartos. Además, el equipo vigués estaba muy acertado desde la línea de tiros libres, con lo que dejaba el partido encarrilado. De hecho, el parcial de 14-31 del cuarto lo dice todo.

Los últimos diez minutos de juego no tuvieron historia. Con el marcador muy favorable a las jugadoras viguesas, a las coruñeses se les acabó el fuelle. Además, y para colmo de males del conjunto coruñés, Xiana Fernández se lesionaba de gravedad en la rodilla.

Una situación que dejó muy tocado al conjunto coruñés, que en los minutos siguientes se fueron del partido, permitiendo que las viguesas ampliaran la ventaja en el marcador.

Los minutos finales del encuentro no tuvieron historia alguna, administrando las viguesas el marcador, dejando que transcurrieran los minutos sin demasiados sobresaltos.

El próximo fin de semana, el Celta Zorka retorna al pabellón de Navia para medirse al equipo revelación de la temporada, el Osés Construcción Ardoi. Las navarras ocupan la tercera posición con cuatro victorias menos que las viguesas. El conjunto navarro es otro de los equipos que ha anunciado su intención de organizar la próxima edición de la fase de ascenso a la Liga Dia.

farodevigo.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO