El club comunica que la jugadora, lesionada, viajó a Estados Unidos para una segunda opinión médica y ha decidido no volver

 

El Celta de baloncesto ha emitido esta mañana un comunicado relativo a la situación de la jugadora Adrienne Motley, que se lesionó el pasado mes de febrero. Aunque en principio la previsión era que estuviera dos semanas de baja, la jugadora no había vuelto a tener minutos dos meses depsués y hoy el club ha detallado que la baloncestista ha tomado la decisión de no volver al equipo pese a tener contrato en vigor.

La entidad explica que «tras el diagnóstico de su lesión sufrida el pasado 16 de febrero, los servicios médicos del club pautaron su proceso de tratamiento y centraron su posible vuelta a la actividad para la parte final de la competición, sabiendo que sería un proceso largo y complejo de recuperación». Añaden que desde un inicio, la jugadora siguió las pautas marcadas por parte de los servicios médicos.

En la última semana de marzo, y dado que su recuperación iba más lenta de lo esperado, Motley planteó tener una segunda opinión sobre su lesión y solicitó permiso poder viajar a Estados Unidos y ser vista por médicos de su confianza. «Dicha petición fue autorizada por el club, pactando con ella su regreso a Vigo para el día 13 de Abril para estar así con el equipo en la parte final de la competición», desvela el Celta en su comunicado.

Sin embargo, a fecha de hoy la jugadora ha cancelado su regreso a España «con el consiguiente perjuicio» para el club. «Ha comunicado que no está en condiciones de competir y sin intención ni interés en regresar a Vigo Por dicho motivo, el club hará valer sus derechos ante dicha situación frente a la citada jugadora cuyo contrato en vigor concluye el 30 de abril de este año», finalizan.

La jugadora había sido una pieza importante del equipo, con una media de 14,1 puntos y 4,8 rebotes y una valoración de 15,5

lavozdegalicia.es
foto: Óscar Vázquez