«Vamos pasito a pasito, que nos ha ido muy bien la humildad hasta ahora», proclamó este lunes Laia Palau, la eterna capitana de la mejor selección femenina de todos los tiempos, que regresó a Madrid tras haber conquistado su segundo título de Europa consecutivo, sin bajarse del podio en los últimos siete años en los grandes campeonatos, «algo que la gente del deporte sabe que es muy complicado».

«La humildad es la clave de este equipo», insistió Astou Ndour, premiada con el trofeo de MVP del Eurobasket de Letonia y Serbia tras una final que fue el partido más visto de la historia baloncesto femenino, al congregar a casi 1,9 millones de espectadores.

«Este equipo, en el que están muy reflejados los valores del deporte, sigue siendo de leyenda. No para de crecer y de ganar. Es ambición pura», reconoció Laia Palau después de que la selección firmase un nuevo hito, siete meses antes de afrontar el torneo de clasificación que dará el pasaporte a los Juegos de Tokio. «Tenemos retos por delante, pero lo bueno de este equipo es que siempre empieza de cero y en el próximo reto, el Preolímpico o las Olimpiadas, vamos a darlo todo otra vez», prometió la veterana jugadora española (cumplirá 40 años en septiembre) a su llegada al aeropuerto de Barajas.

«Este equipo es un pasada. No dejéis de creer en nosotras, porque, como podéis ver, fallamos poco», lanzó una hora después Laia Palau en el Palacio de la Moncloa, donde la selección fue recibida por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que también despidió a la selección antes de viajar a Riga a afrontar el Europeo. «Apostar antes a caballo ganador demuestra que están cambiando algunas cosas. Hoy hemos sido portada en casi todos los periódicos de España», subrayó con orgullo la capitana.

En el regreso a la capital de las reinas de Europa faltó el «comandante» -así lo califica Jorge Garbajosa-, Lucas Mondelo, ya que el seleccionador nacional viajó directamente con destino a Japón para, como nuevo entrenador del Toyota Antelopes, preparar la liga de verano con el equipo nipón tras abandonar el Dynamo de Kursk ruso. «Lucas es el seleccionador perfecto para este equipo, para este gran buque de jugadoras», apuntó el presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), para quien, lo conseguido por la selección femenina «es una salvajada».

«Es algo irrepetible. Nos lo merecemos, porque trabajamos mucho y este grupo tiene cosas muy buenas. Somos muy conscientes de que los ciclos se acaban, pero mientras estemos lo estamos disfrutando. Mientras sigamos haciendo nuestro trabajo de la manera que lo hacemos y seamos nuestra versión podamos optar a lo que sea», aseguró la capitana de España, que descartó sin embargo la gesta de de ganar título el próximo año en los Juegos Olímpicos. «Primero habrá que llegar a Tokio, pero el oro en los Juegos son palabras mayores, porque cuando tienes que cruzarte con Estados Unidos ya sabéis lo que pasa...», respondió Laia.

«Nos van los momentos calientes y solemos crecer durante el campeonato. En los cuartos (frente a Rusia) descorchamos toda la tensión, las semis contra Serbia fieron muy duras y ayer (ante Francia) nos plantamos en la final sin nada que perder y lo sacamos de una manera muy brillante», resumió la veterana base catalana en alusión a la fase decisiva del Eurobasket en Belgrado. Como capitana y líder de una selección que será candidata al Princesa de Asturias de los Deportes, Laia Palau ya apunta a su participación en el Preolímpico de febrero. «Lo que venga lo haré si tengo ganas de hacerlo. Si no, no lo haré. Seguramente estaré en el Preolímpico si el cuerpo, la cabeza y las prienas me acompañan, porque aunque hemos sufrido muchísimo vale la pena».

Amador Gómez
hoy.es
foto : LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO