Laia Palau (Barcelona, 1979) regresa de Belgrado con otro éxito con la selección Española, al proclamarse Campeona de Europa al superar en la final a Francia por un contundente 86-66. A sus 39 años, asegura que “aún aprendo del basket cada día”

 

Felicidades por esta medalla. Es la 12ª con la selección. ¿Puedes considerarla especial?

Todas son especiales y ésta, en particular, con el tiempo le podremos dar el valor que le pertenece. Ahora mismo parece un oro más, pero es uno consecutivo, y esto no sucede, ni en basket masculino ni femenino. En juegos de equipo es muy complicado.

¿Esperabais ganar el oro?

Sinceramente, no. Esto nunca se espera, aunque pienses que es posible. El objetivo realmente del equipo era ganarnos la plaza para el preolímpico, y luego, intentar luchar por lo más alto, siempre, pero sabiendo que estamos en medio de un ciclo, y no es eterno. Pero, felizmente, lo hemos alargado un poco más. Muy orgullosas

¿Cuándo te dicen que ya tienes más medallas que Pau Gasol, qué piensas?

Si, es halago. Yo siempre digo que el secreto de tantos éxitos es mi longevidad. Si no llevase tantos años, no hubiese podido conseguir tantas medallas. También es verdad que he tenido la suerte de vivir en este ciclo de una generación ganadora, con siete años sin bajarnos del podio. Pau es un grandísimo deportista y yo también lo soy. Me da igual, si él más que yo, o al revés. Estoy muy contenta por las 12 que he ganado. Sitùa al baloncesto femenino en lo más alto, y he tenido la suerte de estar en esos momentos.
Un éxito del basket

¿Tiene más mérito que lo haya conseguido un equipo femenino?

A mí no me interesa compararme con nada que hagan los hombres, porque no nos podemos comparar. Nosotras evolucionamos y nos gusta que haya ese reconocimiento cada vez más. Como deportista o persona que te guste el deporte, ¿cómo no puedes reconocer éste éxito?. Pasa en muy pocas ocasiones, que un equipo gane tanto…Representamos muy bien los valores de un equipo, independiente de que seamos

La gente no entiende que ganar es muy difícil…

Muchísimo. El Barça gana, pero no siempre lo consigue, es muy difícil mantenerse…

¿Había menos presión este año, al decir que el objetivo no era el oro?

No es verdad. La gente siempre da por supuesto que tu ganarás. Cuando vienes de defender el título europeo, no puedes decir que optas a estar entre las seis primeras…


Humildad ante todo

¿Cuál es la clave de esta selección?

Yo creo que es la humildad con la que afrontamos cada campeonato. Nosotras, antes de los partidos siempre tenemos cierto temor del rival, siempre. Somos conscientes de que no hay equipo pequeño, porque saben hacer su trabajo. No es falta de confianza, sino precaución. Comenzamos de cero en cada partido y sufrimos muchísimo, pero funciona. No puedes ir sobrado delante de nadie.

¿Qué papel juega Lucas Mondelo?

Su virtud es que todavía sabe que decirnos, cómo gestionar… es un gran conocedor del basket, Yo soy la capitana, pero en el equipo hay un bloque importante. Es muy importante dejar los egos a un lado, aunque siempre hay triquiñuelas en el vestuario.

¿Cómo te motivas para jugar otro campeonato?

Yo siempre estoy motivada, haciendo esta entrevista en SPORT me siento motivada. Estoy nerviosa porque lo quiero hacer bien. Pues eso mismo me pasa, quiero hacerlo bien cada día. Yo sé que soy un ejemplo para las demás, pero pienso en mi motivación.

¿Tanto te da el basket?

Es que yo sigo aprendiendo muchas cosas de cada competición, de este Europeo. Yo diría que hasta casi entreno me ayuda a aprender alguna cosa. El basket, cada día me da una oportunidad para aprender cosas. ¡Es un deporte muy guay! La riqueza táctica que tiene es increíble.
Multidisciplinar

¿Siempre has jugado al basket?

A mí me gustan todos los deportes de balón y de equipo. Me encantaría jugar al fútbol, yo, en el patio jugaba de portera…. Llegué al basket porque mi padre fue jugador. Estuve a punto de jugar a volei. Me gustan todos..

Hubo un momento que decidiste parar…para volver a jugar

Yo estaba en Praga, y decidí que quería cambiar de registro. Quería seguir, pero sin exigencia. Y me fui a Australia, pensando que iba a jugar sin presión. Pero me encontré una Liga seria, con muchos partidos.. casi peor que en Europa. Volví a Europa, a Francia, y me preparé para el Mundial. De hecho, no hubo parón, fue el año más duro que he vivido.

¿Entiendes que jugadores acaben renunciando a la selección?

Lo entiendo perfectamente, cada vez más, los calendarios son más exigentes, con problemas físicos. La gente se siente vinculada y es fácil comprometerse si ganas medallas cada año…


Longevidad deportiva

¿Cuál es el secreto de tu longevidad deportiva?

Yo tengo mucha suerte, primero por los buenos genes que me dieron mis padres. Mi chasis está bien, y nunca he tenido ninguna lesión importante. Yo, con 39, intento tener mis rutinas. Lo mío es natural. Yo soy muy disciplinada en el descanso. Si he llega hasta aquí, tan bien, algo debo hacer bien…

¿Te sorprende ser todavía tan competitiva?

Si. Es bastante sorprendente, pero todavía sigo mandando bastante (sonríe). Suben buenas generaciones, pero hay que demostrarlo cuando llegas arriba y lo demuestres.

¿A qué edad llegaste a la selección?

Con 17 años empece. He jugado en todas partes menos equipos rusos y turcos
Vivir bien del basket

¿Puedes vivir bien del basket?

Hay mucha gente que no lo sabe, pero yo me he ganado la vida bastante bien con el tema del basket y lo digo orgullosa. Hay un mercado, especialmente en Euroliga, aunque no son todas las jugadoras. Las ‘top’ viven muy bien. Ahora, las jóvenes tienen conciencia de que puedes convertirlo en una profesión. Yo lo llevé fatal, porque jugaba por el amor del juego y encima cobrando, lo que significaba una responsabilidad. Yo me siento una privilegiada, porque he ganado dinero, y me han tratado muy bien en todas partes.

¿Te ves como entrenadora en el futuro?

Si, aunque también me gustaría hacer otras muchas cosas en la vida, en un ámbito totalmente diferente al baloncesto. Cada día me pregunto qué haré. De hecho, me lo pregunto cada día. A mí me gustaría viajar de una manera diferente…Trato de vivir al día.

¿Entiendes por lo que ha pasado Abrines?

Perfectamente. Me encantó el video que hizo para anunciar su vuelta. No por ser original, pero yo diría que el 80% de los jugadores han pasado por esta situación. A lo mejor, los jugadores no tanto. Yo misma he pasado por una situación igual.


Contenta por Abrines

¿Cómo se supera?

Yo tuve la ayuda de un psicólogo deportivo. Alcanzas un nivel de exigencia, que te acaba ahogando. Lo pasas fatal. El miedo al fracaso es uno de los grandes males del deportista. Yo hablo desde mi experiencia. Hay un momento en que no te salen las cosas, y especialmente si eres muy exigente contigo mismo si estas en equipos súper ganadores. En los momentos de duda, es buena la ayuda.

¿Quizá porque no entendíamos la figura del psicólogo deportivo?

Es una herramienta más al servicio del deportista profesional, como el dietista.

Estas contenta que lo haya superado…

Mucho. Me gusta el video porque es valiente y lo explica. Siempre llega ese momento malo, la ‘cagada’ que hace que tu equipo pierda, y esa noche, es la peor del mundo, la siguiente y la siguiente..También se ve el carácter de cada uno, si logra salir.

¿Entiendes que Nikola en su mejor momento en la NBA decida volver a Europa?

Ha ganado mucho dinero en la NBA, pero también ganará dinero en el Barça. Lo importante es sentirse bien donde estés, ya sea el proyecto, el tipo de vida, la ciudad..Hay jugadores que les importa mucho el dinero, pero otros tienen otras prioridades como Nikola, que ha priorizado jugar en Europa y una estabilidad a su familia. Lo entiendo perfectamente. Navarro también lo probó, pero volvió al año siguiente.

 

Ramón Palomar
sport.com