Hace cuatro años, Elisa Aguilar y Amaya Valdemoro levantaban el título de campeonas de Europa en Orchies. En este tiempo el baloncesto femenino español ha conseguido una plata mundial, otra olímpica, y su tercer oro continental el pasado domingo
Cuatro años de ensueño. En los últimos cuatro años el baloncesto femenino español ha dado un salto de calidad tremenda hasta encaramarse en líder absoluto en Europa y segundo del mundo tras el gran ‘dream team’ americano.

El 30 de junio de 2013 (hace cuatro años), España derrotaba a Francia en ‘su’ EuroBasket de Orchies, ante su público. Una final espectacular que significaba el final de una generación, comandada por Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar. El segundo oro del baloncesto femenino español (el primero fue en Perugia 1993, con Francia también como rival) y el inicio de un ciclo de cuatro años mágico.

Laura Nicholls, Cindy Lima, Silvia Domínguez, Alba Torrens, Cristina Ouviña, Laia Palau, Elisa Aguilar, Marta Xargay, Laura Gil, Amaya Valdemoro, Sancho Lyttle y Queralt Casas. Las 12 campeonas de Orchies con Lucas Mondelo en el banquillo.

Nada más terminar en Orchies se inició el cambio generacional. Laia Palau asumió el papel de líder dejado por Valdemoro y Aguilar; jugadoras como Anna Cruz, Alba Torrens, Laura Nicholls o Marta Xargay dieron un paso al frente; Sancho Lyttle se erigió en una figura clave en la pintura;  y fueron entraron jugadoras más jóvenes como Leo Rodríguez, Leticia Romero, Astou N’Dour o María Conde.

El oro de Orchies podía haberse quedado en un éxito aislado, pero al año siguiente se llegó por primera vez a una final de un Mundial, el de la República Checa. Se superó el bronce de 2010 y se consiguió una plata en un 2014 que fue también histórico. En el EuroBasket 2015 de Hungría, con la baja de Sancho Lyttle, se consiguió un meritorio bronce que nos dio el pasaporte para los Juegos de Rio 2016.

Y en la ciudad brasileña se siguió haciendo historia. Una plata olímpica después de derrotar a Turquía en cuartos de final y a Serbia en semis; y plantando cara a Estados Unidos en una final que ya convirtió a este equipo en leyenda.

Cuatro años después de Orchies, España sigue siendo campeona de Europa, un título conseguido con una brillantez brutal en Praga, después de completar  los tres últimos partidos (cuartos, semis y final), siendo muy superiores a sus rivales. Cuatro años mágicos. Cuatro años en los que #YaSonL3yenda

FEB