Cuando el verano pasado, Faro de Vigo le preguntaba a María Araújo por el salto a la selección absoluta tras lograr el oro y la elección como MVP del Europeo Sub'20 que se disputó en Portugal, la viguesa respondía con un "bueno, eso queda todavía muy lejos".

Pues tres meses han pasado desde aquella conversación, y Lucas Mondelo incluía su nombre en la lista de doce jugadoras que el once de noviembre en Sofía ante Bulgaria, y el 15 en Valladolid ante Holanda, en lo que son los dos primeros partidos de la liguilla de clasificación para el Eurobasket de 2019. España necesita ser primer en un grupo en donde además de las búlgaras y holandesas, está Ukrania. También se clasifican los mejores seis segundos de los ocho grupos, además de Serbia y Letonia como países organizadores.

En la lista de convocadas, nueve de las doce se proclamaron hace unos meses campeonas de Europa, Silvia Domínguez, Leticia Romero, Anna Cruz, Marta Xargay, Alba Torrens, Leonor Rodríguez, María Conde, Laura Nicholls y Bea Sánchez. Dos de ellas regresan a la convocatoria, Astou Ndour y Cristina Ouviña y María Araújo es la debutante.

María Araújo debutará así como internacional absoluta, después de una exitosa trayectoria en las selecciones de formación, con las que ha conquistado tres medallas: plata en el Mundial Sub'17 de 2014, oro en el Europeo Sub'18 de 2015 y oro en el Europeo Sub'20 de este verano 2017, en el que fue elegida como MVP del campeonato.

En lo que se lleva de temporada, María Araújo está firmando en la Liga Dia con el equipo ferrolano 12.8 puntos, 10.4 rebotes y 4.8 asistencias por partido, con una media de 34 minutos en cancha.

María comienza con veinte años la misma carrera internacional que inició su madre, Ángeles, en 1983. Durante dos años, la pivot del Celta femenino disputó treinta partidos con la camiseta de la selección, y todo apunta que su hija, María, superará con creces esa marca.

María llegó al Celta en edad infantil, y ya apuntaba grandes maneras. Tanto fue así, que con 14 años, 11 meses y 1 día debutaba con el Celta en Liga Femenina 2. Su presencia en el primera equipo se hizo imprescindible, y ese es un problema para equipos como el vigués, pues en cuanto despunta una jugadora no tardan en llevársela.

En 2015 dejó Vigo para trasladarse a Ferrol, un equipo en donde ha continuado creciendo como jugadora y ahora, en su tercera temporada, se ha consolidado una de las piezas fundamentales del cuadro ferrolano.

Lógicamente su techo no está en Ferrol, y quien sabe si será el baloncesto europeo o el baloncesto americano su próximo peldaño. Ayer, antes de salir de su casa para dirigirse al entrenamiento con el Star Center Uni Ferrol, María indicaba que estaba "encantada", con la llamada de Lucas Mondelo. La ex céltica decía que "la verdad es que estoy muy contenta, y quiero aportar todo lo que pueda". Y es que por delante, María tiene leyendas del baloncesto femenino nacional, que van viendo como las nuevas generaciones vienen por detrás pisando muy fuerte. María Araújo llama a la puerta

Raúl Rodríguez
foto: Mª R. Arias

farodevigo.es