La Selección Femenina se ha reunido este lunes en L’Hospitalet para empezar a preparar los dos partidos de la segunda ‘ventana’ del pre-Europeo. La gran novedad: el retorno a Laia Palau, la gran capitana, después del paréntesis del pasado noviembre

“Con la Selección todos los partidos son importantes –ha asegurado Laia Palau-, y yo encantada de volver a estar aquí, de reengancharme con este grupo y seguir intentando estar en nuestro nivel, hoy en las ‘ventanas’ y mirando hacia el futuro de la Copa del Mundo”. Su retirada ha quedado para mejor ocasión: “Yo tenía una intención, pero… He preferido volver de Australia para estar al nivel físico y mental de aquí, estoy más acostumbrada a jugar en Europa”.

Para la capitana de España, con 262 internacionalidades absolutas en su historial, “sí que me ido a la otra punta del mundo, pero me podría haber quedado y perderme la ventana de noviembre por lesión o por cualquier otra cosa. En realidad tampoco ha pasado tanto”. Y sobre su reincorporación al equipo, no esconde que ha tenido mucho que ver la Copa del Mundo de este verano en Tenerife: “Ya lo dije en su momento, estoy yendo muy al día, pero oigo hablar, en noviembre las chicas me enviaban mensajes, vamos a jugar una Copa del Mundo en casa, va a ser una gran fiesta, la Selección merece ser anfitriona de un gran campeonato…y a ver si podemos otro año más estar al nivel de los últimos años”.

Y ahora toca esta segunda ‘ventana’, con un partido muy importante: “Vamos a Ucrania, tienen una jugadora que en cualquier momento te puede romper como Iagupova, es un desplazamiento fuera, pero si nosotras estamos a nuestro nivel tenemos que poder ganar”.

 

Mondelo: “Tenemos una Selección brutal”

El seleccionador ha sido por supuesto el primero en dar la bienvenida a Laia, aunque ha explicado que “es la gran novedad pero también es la no novedad porque nunca se ha ido, sólo se tomó un respiro y vuelve a estar donde siempre ha estado”.

Para Lucas Mondelo, “Laia es una jugadora y una persona con la que no hay ninguna duda, ni como capitana sino como jugadora en la pista y el vestuario, en lo que se ve y en lo que no se ve. Es muy importante para ayudar a pasar la transición de aquí a la Copa del Mundo. Nosotros estamos acostumbrados a la presión y la manejamos, la hemos conseguido convertir en motivación y retos, pero este verano vamos a tener una presión que no hemos tenido nunca, la de jugar en casa”.

Sobre los dos partidos de este mes: “El partido de Ucrania es complicado, muy importante, estamos empatados en la clasificación. Tiene un quinteto muy fuerte, con jugadoras de Euroliga, con Iagupova que va a ser muy difícil de parar… No tiene mucha rotación, es cierto, pero al final esto es cinco contra cinco y jugar fuera de casa siempre es más difícil”.

Y de cara al futuro: “Actualmente tenemos una Selección brutal, no sólo por la calidad de las jugadoras sino porque somos un equipo, no una selección. Es un equipo difícil de que se repita en el futuro, pero seguro que seguiremos siendo competitivos. Pero ojalá en el futuro tengamos una Selección mejor que ésta, porque ya sería la leche definitiva”.


feb