Lucas Mondelo explica las claves para superar a Ucrania: jugar con paciencia, mantener un alto ritmo en ataque y defensa, y desgastar físicamente a su indiscutible estrella, Alina Iagupova. “De verdad de verdad, es un partido muy complicado”, remarca el seleccionador, a 24 horas del salto inicial en el Sports Palace de Kiev.

“Como llevamos diciendo toda la semana y como las conocemos, Ucrania es un equipo complicado, con jugadoras de Euroliga que están jugando a gran nivel y una estrella como Iagupova que juega en todas las posiciones exteriores y hasta de ‘cuatro’, lo que te añade una dificultad defensiva importante”. Es la valoración del seleccionador, a apenas 24 horas del gran partido en el Sports Palace de Kiev.

Para Lucas Mondelo, “además juegan en casa, lo que conllevan los partidos fuera de casa, viaje… No lo digo a modo de excusa sino para explicar que es un partido complicado por la suma de todos estos factores”.

“Ucrania juega mucho con su volumen –añade el seleccionador-, en defensa zonean mucho, te puntean todos los tiros pero tampoco te dejan penetrar porque te flotan, su tamaño les ayuda a defender… Y luego en ataque tienen una virtud, que es que casi todas sus jugadoras sin tiradoras, tanto las exteriores como las interiores”. “Estamos trabajando sobre todo ello, pero sobre todo contra Ucrania hay que tener mucha paciencia –remarca Mondelo-, porque es un equipo de rachas y empezará muy fuerte”.

Otra clave: "Intentar cansar a Iagupova, de modo directo o indirecto, atacando sin balón y atacándole con bloqueos directos, y en defensa jugando duro y cambiando contra ella. Y sobre todo con el ritmo de nuestro juego, a nivel defensivo y de transiciones”.

Xargay: “Podemos ganar, pero nos va a costar”

“Será un partido muy difícil, las conocemos bastante –asegura Marta Xargay-. Es un equipo con mucho uno-contra-uno, juegan muy abiertas, tienen muchas tiradoras y un referente como Iagupova, que en el último partido metió 40 puntos… Nada fácil, pero el equipo está bien, y con nuestra defensa y fluidez en ataque creo que nos podemos llevar la victoria aunque nos va a costar mucho trabajarla”.

En Kiev no para de nevar. “Kiev nos ha recibido con mucha nieve –explica Marta-, ayer justo al llegar al hotel cayó una gran nevada, íbamos a salir a dar una vuelta pero nos quedamos… Mucho frío, pero la sangre caliente española no nos la quita nadie”.

FEB