La zaragozana ve al combinado español "muy mentalizado de que hay que estar al máximo" y confía en el apoyo de la afición tinerfeña "como un sexto jugador"

Radiante y sonriente el día de su 28 cumpleaños ("es una doble alegría vivirlo aquí, con mi segunda familia y a las puertas de un Campeonato de lMundo en España"), Cristina Ouviña transmite una mezcla de optimismo y prudencia a 72 horas de que comience la Copa del Mundo. Así, la zaragozana señalaba que "estamos con muchas ganas y esperando al sábado, a que todo el mundo esté pendiente de nosotras y responder con una victoria".

De ese punto, del encuentro inaugural ante la selección de Japón, no quiere salir la jugadora del Bourges francés. Ouviña se muestra firme al señalar que "el primer objetivo es el sábado. No queremos mirar más allá de ese partido", dado que hacerlo "sería un error".
En ese primer choque las jugadoras de Lucas Mondelo se medirán a un combinado nipón que ya mostró sus credenciales en el torneo preparatorio. Ouviña analizaba ese encuentro apuntando que "sabíamos que Japón nos iba a poner las cosas difíciles. Queríamos seguir en la línea de probar cosas y, el sábado, ponerlo todo encima de la mesa para ganarles". Un objetivo para el que será clave el esfuerzo colectivo de todas las jugadoras. "Veo a todo el mundo muy mentalizado de que hay que estar al máximo. Todos estamos en el mismo camino y eso es lo más importante", apuntó la base.

Algo a lo que también se suma el público tinerfeño, que ya arropó a la selección española el fin de semana. La base quiso enviar un mensaje a la afición, confiando en que "sigan en esa línea. La gente respondió muy bien durante el torneo y necesitamos que ese último aliento y el sexto jugador, como se suele decir, sean ellos y nos apoyen al máximo".

Nacho Feliciano
laopinion.es
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO