Después de los primeros días de concentración, Mario López, seleccionador de la U16 Femenina, nos acerca a esta generación del 2000 y el estilo de juego que quiere para el Europeo U16 de Italia


Llevan desde el viernes entrenando en Santa Cruz de Tenerife. Mario López, al frente de la U16 Femenina junto a Isaac Fernández y Anna Montañana, se encuentra “sentando las bases de nuestros principales movimientos ofensivos y empezando a construir la defensa. Es decir, haciendo una pequeña pretemporada y marcando las líneas maestras. Son esos primeros días que cuestan un poco más de llevar a cabo pero son los importantes para sentar las bases de nuestro estilo de juego.”

Un estilo de juego que Mario tiene claro, aunque siempre adaptándose a las jugadoras que tiene en cancha: “no difiere mucho de cualquier selección española de categorías inferiores. Vamos a intentar tener una defensa intensa; estar sólidos atrás para que no sea fácil anotarnos canastas. Y si capturamos bien el rebote atacar en transiciones rápidas que es donde más puntos se anota en esta categoría.” La obsesión de Mario López será tener un equipo que corra en cuanto recupere el balón. Una seña de identidad del baloncesto español, pero que tiene su explicación más convincente en esta categoría: “estamos intentando que las jugadoras puedan anotar en estas transiciones rápidas, que en las categorías de formación, y más en la U16, es la manera con la que más puntos se consigue. Más de la mitad de los puntos se consiguen en transiciones rápidas tras robo, o rebote defensivo. Estamos trabajando el contraataque, el ‘llegar jugando’, el atacar en los primeros segundos de ataque…”

Con el estilo más claro nos acercamos a las características principales de esta generación de jugadoras que debutará en competición internacional de carácter oficial. Con alguna jugadora con experiencia en el Europeo U16 del pasado verano o incluso en Mundial U17 de este mes de junio, la característica más relevante es la altura:  “es una generación muy física, pívots muy grande, aleros grandes de casi 1,90 de altura. Es de las primeras ocasiones que podemos utilizar un quinteto muy grande, con un ‘tres’ de casi 1.90,  un ‘dos’ de 1.85, o incluso una base de 1.80. Pero también es cierto que podemos jugar con un quinteto más pequeño. Tenemos una generación grande que puede competir en la pintura con cualquier selección europea” afirma Mario López.

La U16 Femenina comenzó a trabajar el fin de semana en el que la U20 Femenina se proclamaba campeona de Europa. Un momento excepcional del baloncesto femenino español que un seleccionador como Mario López lo ve “como un lujo. Entrenar a las mejores jugadoras de cada generación es lo que aspira cualquier técnico. Es un lujo ser entrenador de baloncesto femenino español de formación en estos momentos” aunque añade que lo que “tenemos que hacer es disfrutar de lo que hacemos y ser competitivos en cualquier situación y en cualquier partido.”

FEB