El flamante nuevo técnico del Perfumerías Avenida será el seleccionador U16 Femenino que disputará el Europeo de la categoría en Lituania del 17 al 25 de agosto. Un reto tan apasionante como impredecible.

La generación del 2002 debutará en competición oficial en el Europeo de Lituania de este verano. Un torneo siempre impredecible con los jóvenes talentos del baloncesto español de menos de 16 años. Al frente de esta selección U16 Femenina, que viene de vencer en los torneos amistosos de Zamora y Le Poinçonnet, está Lino López, entrenador que ha llevado al Star Center Uni Ferrol a sus cotas más altas en Liga Dia, y que dirigirá la próxima temporada al campeón de Liga y Copa, el Perfumerías Avenida.

El técnico gallego ya había formado parte de selecciones de formación, en categoría U17 y U18, y ahora lo hace como seleccionador en la U16 Femenina. Junto a él, Fabián Tellez, entrenador de formación durante muchos años y gran artífice este año de la buena temporada del Snatt’s Sant Adrià; y Raquel Romo, otra gran especialista en la categoría que formó parte durante muchos años del equipo técnico del Perfumerías Avenida.

Una gran temporada en Ferrol, y ahora un nuevo reto, ¿cómo afrontas el Europeo U16F?
Con mucha ilusión por poder trabajar con jugadoras de este nivel, las mejores de España en esta generación, y unas jugadoras que generan mucha ilusión. Como experiencia personal es muy importante y estoy agradecido que hayan apostado por mí para entrenar esta selección. Antes de empezar, lo que puedo decir es que tengo muchas ganas de iniciar esta aventura.

Y vienes del Campeonato de España Cadete de Huelva ¿Cómo ha ido?
Tiene una peculiaridad importante, y es que las jugadoras de Segle XXI (importantes para esta generación) no disputan este campeonato. Pero hemos visto un gran torneo, con jugadoras de mucho nivel y con un buen físico en los puestos de ‘tres’ o de ‘cuatro’, algo que tradicionalmente ha sido uno de los hándicaps de la formación femenina española.

¿Cómo es esta generación del 2002?
Han competido en los últimos meses en el Torneo Internacional de Zamora y en el de Poinçonnet, en los dos casos dirigidos por Isaac Fernández. Y ahí ya se ha visto que es un equipo muy físico, con las jugadoras interiores sacando muchas ventajas ante sus rivales. A diferencia de otros años, esta vez contamos con pívots dominantes y aleros con una gran capacidad física.

¿El objetivo es, entonces, ambicioso?
Cuando representas a España siempre eres ambicioso, y quieres salir a ganar en cada partido. Evidentemente hay que aspirar a lo máximo, pero teniendo en cuenta que son niñas de 15 o 16 años, sin experiencia en un torneo de este tipo. Todavía no sabes cómo van a reaccionar en un determinado momento.  No es lo mismo jugar un partido amistoso que una concentración de un mes y un torneo oficial con las mejores de Europa.

¿Quizás sea tan importante la psicología como la táctica?
El apartado psicológico lo tienes que tener en cuenta en esta categoría, pero también en senior. Por mi experiencia en las selecciones U17 y U18 creo que el factor psicológico y la adaptación al grupo puede ser tan importante o más que el aspecto táctico. Son muy jóvenes y se enfrentan a su primera gran experiencia internacional.

Contarás con Fabián Téllez y con Raquel Romo como ayudantes, grandes especialistas en formación…
Estoy muy contento con el equipo técnico. La Federación ha conformado grupos de trabajo en las selecciones de formación que son la envidia de cualquier país. Los mejores entrenadores españoles están trabajando en la formación de las jugadoras y eso es muy importante. En mi caso, estoy encantado con mi equipo técnico.

¿El gran nivel de los entrenadores españoles es uno de los secretos del éxito?
Somos la envidia de Europa. Es un orgullo ver la final de la Euroliga Femenina, con tres entrenadores españoles dirigiendo a tres de los cuatro semifinalistas.  Pero también estoy convencido de que los clubes de formación de toda España son los principales culpables de los éxitos internacionales. La clave está en ese trabajo del día a día de clubes, autonómicas… muchas veces con pocos medios y pocos recursos, pero que son capaces de generar la cantera que se genera.  Luego también es verdad que la Federación realiza un gran trabajo de seguimiento de jugadoras y hace que las selecciones se beneficien de todo ese trabajo del día a día. Y por último se encuentra ese gen ganador de las jugadoras españoles que son capaces de competir siempre al máximo nivel.

Ese gen ganador de la jugadora española que has vivido muy de cerca en Ferrol ¿no?
He tenido suerte con alguna jugadora que ha tenido mucha ambición por crecer, como es el caso de Quevedo, Araújo o Sánchez. Para mí ha sido un gran orgullo ver cómo han ido creciendo, y cómo han ido llegando hasta la selección senior… La idea del club siempre ha sido esa: si eres capaz de que las jugadoras crezcan, tú vas a crecer con ellas y tienes más posibilidades de hacer buenos resultados.

FEB