Victor U17 FIBAEl seleccionador U17 Femenino hace balance de un Mundial que acaba con una sexta plaza pero con buenas sensaciones.

“De los muchos campeonatos en los que he estado, posiblemente de éste es del que me sienta más orgulloso, tanto por las chicas como por la optimización de recursos del equipo técnico.”

Tiempo de balance de un Mundial en el que España ha terminado en sexta plaza, con excelente partidos, cinco victorias y tan sólo dos derrotas. Víctor Lapeña reflexiona tras el partido ante la República Checa: “ahora mismo estoy pensando en dirigir la dureza de este campeonato para nosotros. Somos un grupo con muchos inconvenientes para llegar hasta aquí, con muchas bajas. El equipo compite y en ningún momento baja los brazos.” Sobre el partido de hoy Lapeña asegura que “se nos ha hecho largo en los últimos minutos y es una lástima porque ha sido algo parecido al partido ante China.”

El seleccionador tiene un grado de complicidad con este equipo y con esta plantilla: “hay que trabajar para esta generación, que ya sabe que ahora puede competir con cualquier equipo del mundo, no sólo de Europa. Y ojalá desde Federación se las dé lo que necesitan para que consigan lo que se merecen: una gran recompensa en forma de medalla.”

Lapeña se resiste a hacer un balance que no sea positivo, y mira siempre hacia el futuro: “ahora no hay que pensar en errores, porque no se ha cometido ningún error. Lo importante es coger el año que viene a esta generación y recuperar a jugadoras como Iris Junio o Aixa Wonne.” Lo que tiene claro Lapeña es que “estas jugadoras salen muy reforzadas en lo que ha sido experiencias de vida. Competir, convivir, intercambiar emociones. Tener 17, 16,… 14 años como tiene Raquel Carrera, y vivir lo que han vivido es excepcional. Ahora estarán un rato triste pero se le pasará enseguida la tristeza. Y gracias a Dios a esta edad son capaces de muy pronto tener un nuevo escenario.”

Por último, el seleccionador se confiesa y afirma que “de los muchos campeonatos en los que he estado, posiblemente de éste es del que me sienta más orgulloso, tanto por las chicas como por la optimización de recursos del equipo técnico.”

FEB