Otra victoria contundente en un Europeo en el que la derrota por la mínima ante Francia nos llevó a un fatídico cruce de cuartos ante la mejor generación italiana de los últimos años. Ante Alemania, España consiguió la 5ª plaza continental.

 

Esta generación del 2001 tiene un talento y competitividad fuera de dudas, aunque ha tenido la mala suerte en los calendarios de emparejarse ante Italia antes de tiempo. La ‘bestia negra’ (ya se cruzó en el camino de España tanto en el Europeo U16 y la Copa del Mundo U17) ha vuelto a impedir un mejor puesto.

Este domingo peleaba por la quinta plaza ante Alemania, una selección con la que ya se había enfrentado en la preparación. España salió muy intensa en el primer cuarto (24-9) y consiguió una cómoda ventaja que supo mantener hasta el final. Gran partido de Julia Soler (24 puntos), que volvió a tener mucha facilidad para anotar, con Raquel Carrera (11) Laia Lamana (11) y Cristina Mato (11), cerrando un gran campeonato.

Buen comportamiento de un equipo que peleó en los partidos del fin de semana sin bajar los brazos, trabajando en defensa y demostrando que estaban al nivel de los semifinalistas.

FEB