Los Minnesota Lynx han igualado la serie final de la WNBA tras vencer en Los Angeles en el cuarto partido. El jueves 20 se decidirá el título de campeón, que puede ser el segundo consecutivo de Anna Cruz.

Desde su tremendo golpe en semis, a Anna Cruz le está costando contar con minutos en unos Minnesota Lynx que han recuperado el factor cancha.  Con 7 minutos en pista la española no intentó ningún lanzamiento a canasta pero repartió 2 asistencias y robó un balón.
La estrella de la noche fue Maya Moore (31 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias),, que se echó el equipo a la espalda para vencer en este cuarto encuentro en el Staples Center (85-79) y llevar la serie final al quinto y decisivo partido en Minneapolis.

Minnesota Lynx ha sido el gran dominador de la WNBA. Ha ganado los títulos de 2011, 2013 y 2015, llegando a la final de 2012. En semifinales lograron una clara victoria por 3-0 ante Phoenix Mercury, equipo de otras dos campeonas olímpicas, Diana Taurasi y Brittney Griner, y de la española Marta Xargay. Minnesota pasó por encima de su rival y se clasificó para la final, que está jugando al mejor de 5 partidos, los dos primeros en Mineápolis (que terminaron con un balance de 1-1), los dos siguientes en Los Ángeles (con un triunfo de cada equipo) y el quinto otra vez en el estadio de las Lynx.

FEB