En la primera entrega de la entrevista, conocimos los comienzos de Andrea Carrera en el mundo del baloncesto y su etapa como jugadora de Liga Femenina 1 en el Celta. En esta segunda entrega haremos repaso de su paso por Arxil de Pontevedra, su retiro provisional durante año y medio y su vuelta a casa de la mano del equipo filial en la presente temporada, así como su etapa internacional con la selección española U20.

 

 

ARXIL PONTEVEDRA, SU SEGUNDA CASA DEPORTIVA
Tras la desaparición también del equipo filial tuvo que buscarse la vida fuera del calor del hogar. Intentó jugar en Porriño por la cercanía, pero tenian todas las fichas completas. A través de Ana Martin contactó con Arxil que tenía sitio para el autonómico “y al final acabé jugando muchos partidos con el Liga Femenina2”. Entrenaba solo con el Liga Femenina 2 cuatro tardes a la semana en Pontevedra, y alternaba con el filial de autonómica de Arxil, compatibilizando la vida laboral y la vida deportiva. “Jugué mucho unos años y aunque no estaba previsto, debido a algunas lesiones de compañeras en cuanto me pedian si podía ayudarles también jugaba con el equipo de Liga 2”. Fueron un total de 42 partidos en cinco temporadas.

Lo que más destaca de las seis temporadas en Arxil de Pontevedra fue “el trato humano, que fue increible, como si estuviese jugando toda la vida allí”. Al respecto, destaca la calidad humana de las personas del club que la acogió. Comenta que “cuando salió oficialmente el proyecto de autonómica de este verano del Celta las primeras personas que les informe fue a ellos. Antes que al resto, mis abuelos, mis padres. Sentía que tenía que comunicarles la primera decisión a ellos” sobre su retorno a las pistas.
Seis temporadas yendo y viniendo a Pontevedra es un esfuerzo grande, válido solo para personas que aman este deporte como Andrea. La percepción cambia cuando vuelven a aparecer las lesiones: “mira si me gusta el baloncesto que me di cuenta el año pasado que no jugué lo mucho que lo echaba de menos. El año pasado no toqué un balón y me daba cuenta lo mal que lo pasaba. Mi pareja fue la que también me ha animado a volver, ya que sentía que lo echaba de menos. Valoraba mucho lo que hacía pero nunca pensé que dejarlo me podía llegar a costar tanto”, comenta sobre su periodo largo de inactividad por la lesión en la espalda que le mantuvo más de un año sin jugar.

 

TERCERA ETAPA EN EL FILIAL DEL CELTA
Y al punto de situación actual llega al verano de 2019. Dicen que no hay dos sin tres y surge la posibilidad de volver al equipo de su vida. “Siempre dije que el Celta tenía que tener un equipo en autonómica para que jugaran sus juniors y jugadoras más jóvenes, algo que les permitiera crecer y mejorar en la competición”. Tras 10 años de ausencia, vuelve a formar en dicho equipo en su tercer ciclo en el filial del club. Teniendo en cuenta que el equipo es mayoritariamente joven con muchas juniors cree que “entre lo que puedo aportarle está claro que veteranía y calma. Las niñas jovenes están todo el rato revolucionadas”. Sin embargo el beneficio es bidirecccional: “pensaba que iba a aportar más pero son ellas las que en realidad me están aportando a mí. En cada entreno quiero absorver algo de la gente joven”. Sí ofrece un consejo muy interesante a las más noveles “con 36 años tienen que aprender de la ilusion que se puede llegar a tener por este deporte”.


Sobre sus compañeras actuales Andrea piensa que “tienen mucha calidad y si siguen trabajando asi llegarán lejos. Estoy encantada con su actitud”. Fuera de la pista y rodeada de jóvenes, “pensaba que sería difícil pero me lo han hecho muy fácil. Somos generaciones distintas, los 80’ contra los 2000. Pero todo el mundo, en el que incluyo a jugadoras y cuerpo técnico, me lo está poniendo muy fácil”.
Echando una vista atrás, las jugadoras que más le gustan son “ con las que compartí el vestuario en mi primer año porque son las que más influyeron en mí”. Respecto a los entrenadores, Andrea cita dos casos concretos: “Miguel Méndez porque estuve muchos años con él a lo largo de mi vida. No jugaba mucho con él pero como persona le tengo mucho afecto”. La otra entrenadora que cita es “Maite Méndez (Arxil) a la que tengo muchísimo aprecio, por como ella vive y ama el baloncesto. Es una persona muy bondadosa que le encanta este deporte”. Andrea ha crecido con muchos entrenadores, muy diferentes que le hicieron sentir también un rol diferente cada uno por lo que se considera muy afortunada.

 

 

 

ESPAÑA U20
Andrea Carrera también fue internacional en categorías inferiores, en la que formó parte de la seleccion U20. El verano del Europeo se lesionó y no pudo acudir, tras ganar la plaza con el equipo en el preeuropeo del verano anterior en A Coruña en el que sí participó. El cuerpo técnico le era muy familiar, pues el entrenador era Miguel Méndez, siendo el preparador físico Domi Salinas y la delegada Paloma Sánchez, que pertenecían al club en aquel momento. Casualmente conoció a Carlos Colinas, director deportivo actual del Celta y que aun no pertenecía al club, pero también formaba parte del cuerpo técnico de aquella selección. El preeuropeo fue en A Coruña y “en el equipo estaban grandes jugadoras como María Revuelto, Sheila Alaña, Paula Seguí y María Vilouta con quienes coincidí luego en el Celta. Y grandes compañeras como Regina Gómez, Arancha Novo, Laura Villaescusa, Daisa Alvarado y Lucila Pascua, que ya entraba en la selección absoluta. Algunas dejaron de jugar siendo jóvenes y otras hicieron carrera profesional y otras aún juegan como Regina Gómez”.


Al preeuropeo de A Coruña acudió su familia. En varias fases de la conversación Andrea cita a uno de los elementos más importantes de su vida. Para ella “es un soporte importante. Me han estado apoyando siempre y dejando tomar mis propias decisiones, nunca me han influído en que decidiera una cosa u otra. En casa de baloncesto se hablaba poco. Para mi es un apoyo fundamental y necesario, en el que incluyo a mi circulo cercano de amistades”.

 

Cuando se trata de elegir su mejor recuerdo en una pista de baloncesto, muchas ideas le vienen a la cabeza: “en el colegio porque quedamos campeonas gallegas con Miguel como entrenador, la Copa de la Reina en Canarias, y también la primera vez que entrené con el senior. Tenia 15 años y el entrenador era Vicente Rodríguez (Cholas). Era cerca de navidades y la mayoría de las compañeras que vivían fuera no estaban, me temblaban las piernas… En realidad no puedo decirte un solo recuerdo porque tengo muchos y muy buenos”.
Pero lo que más destaca es algo intangible como un recuerdo o un premio material. “Aunque al final lo que te queda de ésto es la gente. No es lo que hayas ganado, sino las experiencias humanas. Con quien lo has compartido”. Se siente afortunada ya que “he hecho muchas y muy buenas amistades en este mundo”. ¿Qué me dio el baloncesto?”, se realiza ella misma la pregunta. “La gente” concluye sin dudas.
Para concluir le pedimos que nos envíe un mensaje a las niñas que empizan: “si les gusta el baloncesto, con ilusión, trabajo y constancia se consigue lo que quieran: pero que sobre todo les pido que se diviertan porque sino se divierten no llegarán a ningun sitio. A mí me encanta muchísimo entrenar, tanto como jugar. Si aún sigo con mis problemas físicos a mi edad jugando y entrenando es porque amo este deporte. Seguir con disciplina los entrenamietos y pasión para seguir”.

Sobre la retirada, su tono de voz cambia y se pone seria. “Debería pensar en la retirada, pero por ahora no lo pienso, lo quiero ver lejos. Ya sé lo que supuso dejar de jugar una vez. En realidad quiero disfrutar el momento, estoy de maravilla en el club. No quiero ni pensar en el momento de la retirada. Quiero pensar en que hoy juego, intentar ayudar lo máximo posible a que el equipo gane y pensar en la semana que viene a entrenar.. Solo disfrutar del baloncesto”.


Esta es Andrea Carrera. Ha venido a la entrevista con la bolsa de deportes y el chandal, dado que en una hora tiene partido con su equipo de autonómica. Irá al lugar en el que se siente feliz y realizada que no es otro que una pista de baloncesto. En Navia, la denominada «Casadelbasket». Disfrútenla viendo jugar porque pocas personas tienen tanta pasión por la pelota naranja como los de esta viguesa de corazón celeste.

 

 

@NanoAmeneiro

Fotos: Archivo Celta Baloncesto , Jorge G.Marqués y LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO