El equipo que ahora entrena Alfred Julbe se enfrentará el martes 1 de diciembre al Riga letón; el jueves 3 al Ekaterimburgo ruso, y el viernes 4 en el Schio italiano, con la gran duda de si, en ese momento, las restricciones sanitarias que haya vigentes permitirán la entrada de espectadores en el pabellón gerundense

 

La pandemia, su evolución y las diferentes restricciones que los gobiernos van aplicando para minimizar los efectos complican que nadie, y los clubes deportivos no son precisamente una excepción, pueda hacer planes más allá de unos pocos días. Pero, sin embargo, en las oficinas del Spar Girona en Fontajau se trabaja contando que la primera «burbuja» de la fase de grupos de la Euroliga se jugará en el pabellón gerundense. Seis partidos entre el Spar Girona, el Schio italiano, el Riga de Letonia y el gran dominador del baloncesto europeo de los últimos años, el Ekaterimburgo ruso, que se disputarán en Fontajau la primera semana del mes de diciembre. Por ahora, con las actuales restricciones sanitarias, los partidos deberían jugar a puerta cerrada, pero una mejora de los indicadores, como está ocurriendo en los últimos días, abre la puerta a pensar que dentro de tres semanas la situación en Girona podría haber vuelto a la que había hasta hace poco, en que espectáculos deportivos y culturales podían tener público con una reducción del aforo. Esto haría que, como ocurría a principios de temporada, alrededor de unos 1.200 abonados del Spar Girona pudieran ver los partidos en directo dentro del pabellón.

De momento, y esto no parece que vaya a cambiar, la FIBA ​​mantiene Girona como escenario de la burbuja y los partidos ya tienen día (aunque no horarios). El martes 1 de diciembre del Spar Girona enfrentará al Riga y el Ekaterimburgo al Schio; el jueves 3 las gerundenses jugarían contra las rusas, actuales campeonas de Europa con las estadounidenses Breanna Stewart y Britney GRIN o la mallorquina Alba Torrens, y el Schio en Riga; y el viernes 4 se disputarían los partidos entre el Ekaterimburgo y el Riga y el Spar Girona y el Schio. Los horarios aún no están definidos, pero los equipos llegarían a Girona el fin de semana y se estarían alrededor de seis días en la ciudad.

En el tema del público, parece claro que el Procicat prorrogará este jueves dos semanas más las actuales restricciones, que obligan a todos los espectáculos deportivos a hacerse a puerta cerrada y cerrar teatros y cines. Pero si entonces se volviera a la situación anterior, el Uni llegaría a tiempo de permitir a sus abonados entrar en Fontajau

Marc Verdaguer
foto: A. Resclosa
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)