Spar Girona defenderá la segunda posición en los tres últimos partidos de la fase de grupos de la Euroliga de esta semana

 

La plantilla del Spar Girona puso rumbo, ayer mediodía, hacia Schio (Italia) donde tendrá lugar la segunda y última 'burbuja' de la fase de grupos de la Euroliga femenina. Una cita en la que el equipo dirigido por Alfred Julbe llega como segundo de su grupo con un balance de dos victorias y una derrota y el objetivo no es otro que defender esta segunda plaza, lo que le permitiría jugar los cuartos de final de la competición. Y pasar de ronda está en la mente de un Julbe que, antes de enfrentarse al Clarinos de Tenerife (63-54) viernes en Fontajau, ya había entrenado con sus jugadoras aspectos del juego para los partidos de esta semana. También consciente de que con todo lo que conlleva el viaje hacia Italia sería imposible poner en práctica estas ideas.

Sin lugar a dudas, un hito para la historia de un club que todavía no sabe lo que significa disputar unos cuartos de final de la máxima competición continental. De hecho, este año es apenas la tercera vez que la entidad gerundense disputa la Euroliga. Lo hizo por primera vez la temporada 2015-16, después de ganar la primera Liga Femenina, quedando últimas en la fase de grupos. La temporada pasada, en un título que quedó desierto debido a la pandemia, fue sexto de su grupo y, en caso de que la competición hubiera continuado, habría acabado jugando la EuroCup.

Las circunstancias de este año, con un nuevo formato de competición, pueden hacer que las gerundenses jueguen por primera vez una eliminatoria de la máxima competición continental. Para ello se encontrará las mismas piedras en el camino con las que ya se citó en la primera «burbuja» en Fontajau el pasado mes de diciembre, y las tres, en el mismo orden. Todos los enfrentamientos se podrán seguir en directo por Esport 3.

Mañana (17 h) las gerundenses se enfrentarán al Riga, a priori, la «cenicienta» del grupo y que ha perdido los tres partidos. Pero las letonas ya pusieron las cosas complicadas a las de Julbe en el primer partido (79-81). De hecho, tuvieron la oportunidad de ganar el duelo en un último triple que no entró. El siguiente partido será el jueves (17 h) ante el todopoderoso Ekaterinburg. El equipo ruso, que llega habiendo ganado los tres partidos y ha sumado tres de las cuatro últimas ediciones de la Euroliga, tiene a su plantilla jugadoras de categoría mundial como Alba Torrens, Breanna Stewart, Jonquel Jones o María Vadeeva que ya hacer mucho daño en Fontajau (67-94) a pesar de que el Uni plantó cara durante los 20 primeros minutos de juego. Ante el conjunto dirigido por Miguel Méndez espera que Julbe, como ya ocurrió en el duelo de la primera «burbuja», haga más rotaciones, y dé más protagonismo a jugadoras con Julia Soler o Helena Oma pensando en el enfrentamiento de al día siguiente. Y es que el viernes las gerundenses jugarán contra el Famila Schio (20 h), el conjunto anfitrión y que, sobre el papel, es el rival con el que se disputarán la segunda posición del grupo, ya que ahora mismo es el tercero con una victoria y dos derrotas. En Fontajau, las de Julbe ya hicieron un gran partido (85-81) y gracias a ello lograron llegar con este ligera ventaja en la segunda «burbuja».

Los cálculos son claros: como ocurrió en Girona, el Spar debe ganar dos de los tres partidos. Sabiendo que el Ekaterinburg es prácticamente inaccesible, las cuentas implican ganar en Riga y Famila Schio. En caso de derrota contra letonas y rusas, el Uni también haría bastante ganando las italianas, siempre y cuando éstas pierdan su duelo contra las de Méndez. Otra de las opciones para las de Julbe es ganar contra el Riga y perder por menos de cuatro puntos ante las italianas, ya que esto haría ganar el basket average a las gerundenses. Todo ello, contando que tanto el equipo catalán como el de la región del Véneto pierden su duelo ante Torrens, Stewart y compañía

J. Coll
diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)