Dynamo de Kursk eleva su listón defensivo y supera a Nadezhda que se desfondó en el segundo tiempo (62-86)

 

El menú de la burbuja de Euroliga en Salamanca arrancaba con un plato fuerte. Un duelo a carra de perro entre los dos equipos rusos del grupo, con todo a perder por parte de Kursk y la oportunidad de Nadezdha de repetir la hazaña de Estambul y, de paso, despejar de forma notable su futuro. Un enfrentamiento en el que seguramente ambos llevaban tiempo pensando y que arrancó con cierta sorpresa por la apuesta inicial de Elen Shakirova en el cinco que puso en pista. Kursk iniciaba el partido sin sus dos grandes estrellas, Mavunga y Ogunbowale, e insistiendo en balones dentro para Shabanova aunque con nulo acierto.

Desde 6,75, con dos tirples de Logunova, Nadezhda cogía uan primera ventaja y a los cinco minutos con 11-2 en el marcador no sólo llegaba el primer tiempo muerto de Kursk sino que llegaba ya el momento de sacar a su arsenal WNBA. No es que con los primeros movimientos mejorara el juego pero sí la defensa de Kursk y el partido entró en una sucesión de ataques fallidos, con Nadezhda buscando tiros lejanos y Dynamo aprovechando cuatro puntos de Ogunbowale y dos de Mawunga para ajustar la situación a un pobre 13-12 al final del primer cuarto.

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (Alejandro López)