Cadí la Seu tiene esta tarde (19 h, Esport3) la oportunidad histórica de clasificarse para los octavos de final de la competición europea.

Las de Bernat Canut necesitarán romper los pronósticos para que se juegan la plaza contra el anfitrión, el sepsis rumano. Para pasar la eliminatoria las alto-urgelenses tienen que ganar, o incluso se clasificarían si perdieran de menos de tres puntos. La derrota inesperada del sepsis contra el Villeneuve francés impidió que el Sedis lograra ya ayer la clasificación. El único aspecto positivo es que las rivales de las alto-urgelenses, a pesar de ser las anfitrionas, no tendrán el apoyo de la afición para que se juega sin público. El Sedis llega con máxima confianza tras las dos victorias conseguidas básicamente por un gran juego y una gran fuerza mental.

Xavi Ballesteros
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto FIBA