64 equipos, 32 partidos y un mismo sueño: alcanzar una final four al alcance hasta ahora, de una única española: Maite Cazorla. La amplia representación en la NCAA ha supuesto que hasta trece nacionales sueñan con alcanzarla. Varias se han quedado ya por el camino, otras como Nerea Hermosa y Helena Pueyo, han pasado de fase.

 

La liga universitaria de Estados Unidos (NCAA) encara la lucha por el título con su famoso “March Madness”, una eliminatoria en la que participan 64 equipos con un único objetivo: alcanzar la Final Four de San Antonio y pelear por el campeonato nacional.

Dada la amplia representación de jugadoras nacionales en la NCAA, no es de extrañar que hasta trece españolas hayan llegado a esta eliminatoria, lo que supone una de las mayores participaciones de la historia de la competición.

Esta fase comenzó el pasado domingo y las primeras en entrar en acción fueron las freshman Marta Suárez (Tennessee) y Anabel Latorre (Middle Tennessee) que se enfrentaron cayendo cara para las de Lady Volunteers de Suárez. Ninguna de las dos entró a pista pero vivir la experiencia del March Madness en el primer año de universidad no es un reto al alcance de cualquiera.

También hubo mucha presencia española en el Stephen F. Austin-Georgia Tech con dos ex del Barça CBS, Inés Mus (SFA) y Aixa Wone (Georgia Tech) y con Nerea Hermosa (Georgia Tech), ex del Segle XXI. Esta última fue la única en jugar y lo hizo con una aportación de 6 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia.

La gran actuación de Estefanía Ors, con 9 puntos y 7 rebotes en 32 minutos de juego, no fue suficiente para que Idaho State se impusiera a la dureza de Kentucky. Ors, que fue la MVP del partido en el que las Bengals se alzaron campeonas de la conferencia Big Sky, ha finalizado su etapa en la NCAA al haber completado sus estudios.

Helena Pueyo y Marta García (Arizona) celebraron anoche su pase al vencer a las Stony Brook (79-44). La mallorquina jugó 19 minutos y anotó 6 puntos y capturó 6 rebotes y a pesar de estar en su segundo año, es una pieza fundamental para el cuerpo técnico de las Wildcats. Su compañera, la sevillana García, no salió a pista.

En el caso de Nicole Cardaño, parece que la madrileña lleva toda la vida jugando en la NCAA. Sus 5 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias en 32 minutos sobre el parqué le valieron para pasar de ronda.

El resto de nacionales, Cristina Bermejo (UCF Bulls), Alba Sánchez-Ramos y Paula Salazar (Wyoming) cedieron en sus respectivos encuentros. La senior Sánchez-Ramos fue la más destacada con 15 puntos y 10 rebotes en 37 minutos.

Una vez que se resuelvan los últimos choques, dará comienzo la siguiente fase, en la que está en juego el Sweet 16. Un camino complicado que desemboca en la sagrada final a cuatro, una experiencia que hasta ahora solo ha podido alcanzar la base Maite Cazorla, actual jugadora del Perfumerías Avenida de Liga Femenina Endesa.

La representación masculina la conforman Joshua Tomaic (San Diego State) y Robinson Idehen (UC Santa Bárbara). Ambos cayeron frente a Syracuse y Creighton. En el caso de Tomaic este choque ha sido su último encuentro en etapa universitaria al haber finalizado sus estudios, mientras Idehen podrá seguir creciendo en la competición ya que solo lleva dos años de aventura estadounidense.

PRÓXIMOS PARTIDOS:
23 de marzo
22:00 | Michigan-Tennessee (Marta Suárez)
22:30 | Georgia Tech (Nerea Hermosa y Aixa Wone) - West Virginia
24 de marzo
Belmont-Indiana (Nicole Cardaño)
BYU-Arizona (Helena Pueyo y Marta García)

FEB