La exbase del Uni Girona se retiró el pasado mes de mayo a los 42 años después de convertirse en una leyenda de este deporte

 

“Por su trayectoria en el baloncesto femenino de élite, deporte del que se ha convertido en una jugadora referente tanto en el ámbito catalán como en el internacional. Con doce medallas, es la baloncestista más laureada de la historia en Cataluña.” Ésta es la argumentación por la que la Generalitat de Cataluña premia a Laia Palau con la Cruz de Sant Jordi. La Generalitat ha anunciado las veinte personas y diez entidades de diferentes ámbitos que reciben este reconocimiento en el 2022. Laia Palau se ha retirado esta temporada, con 42 años, después de una trayectoria brillantísima, con un palmarés espectacular, que ha tenido el última etapa en el Uni Girona. Ahora lidera un proyecto conjunto entre Uni Girona y el Baloncesto Girona para la formación de jóvenes jugadoras.

El acto de entrega de las Creus de Sant Jordi se celebrará el día 11 de julio (19 h) en el Teatro Monumental de Mataró. La Creu de Sant Jordi es uno de los máximos reconocimientos que puede recibir una persona por parte de la Generalitat de Catalunya. La distinción se creó en 1981 con el fin de honrar a las personas naturales o jurídicas que, por sus méritos, hayan prestado servicios destacados en Cataluña.

Un grupo selecto

En el mundo del baloncesto ha habido muchas leyendas que han logrado el galardón a título individual y también como entidad. Entre los escogidos estuvieron Juan Antonio San Epifanio (1996), Joan Creus (1998), Pere Gol (2000), Enric Piquet (2008), Pau Gasol (2021) y la Federación Catalana de Baloncesto (FCBQ) en 2000 y clubs con sección de baloncesto como el Barça (1992), el GEiEG (1994), Lluïsos de Gràcia (1996), Sícoris de Lleida (1997), Círcol Catòlic Badalona (2004), Club Natació Sabadell (2005) o Reus Deportiu (2013 ).

lesportiudecatalunya.cat
foto Quim Puig
Google Transalte (sin revisar)